0
Shares
Pinterest Google+

Las grandes películas de terror se construyen a través de los temores reales de las sociedades. Más allá de zombies, hombres lobo o vampiros; el verdadero horror proviene de la cotidianidad, de las más profundas preocupaciones de las personas comunes.

En este sentido, puedo asegurar que ¡Huye! de Jordan Peele, es la primera gran película de la era post Trump y de toda la parafernalia creada por su elección como presidente. El racismo, la hipocresía, la incertidumbre por un mundo dividido, la lucha incesante entre lo políticamente correcto y el hartazgo por decir siempre -valga de redundancia- lo correcto, conviven en una película que toma el género del terror y lo matiza con pizcas de suspense e incluso comedia.

Vayamos por partes, ¡Huye! cuenta la historia de un joven afroamericano cuya novia -un arquetipo de la mujer blanca, bella, independiente, inteligente, graciosa y estudiosa-, lo invita a conocer a sus padres en lo que parece será un fin de semana sin mayores complicaciones. Pronto la familia liberal, demócrata, ferviente seguidora de Obama -el chiste se cuenta solo-, sufrirá una inquietante metamorfosis hacia una rara secta, combinación del Ku Klux Klan, el nazismo y la cienciología, sin duda un entorno peligroso para el joven protagonista.

El director Jordan Peele, comediante de origen, impregna su película de un humor negro -humor ácido para ser políticamente correctos-, que ataca constantemente a la doble moral americana y crea un film por momentos hilarante. Las referencias a la cultura negra son muchas y muy divertidas, no estamos pues, ante una obra de horror clásica, sino ante un género mixto que Peele acaba de inaugurar de forma brillante.

Si bien, la película pierde fuerza en su última parte y adolece de un final cercano al disparate, Peele crea  al principio una atmósfera llena de suspenso y horror de gran altura, la primera parte de ¡Huye!, es la antesala perfecta para que estalle la locura racista. Como Haneke y sus cuentos macabros sobre la descomposición de la burguesía europea, Peele ha logrado leer los temores de su país y los ha filmado sin discurso ni moralina a través del horror, la parodia y la burla.

A siete meses de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, ha llegado la primera película que dibuja a la perfección la incertidumbre que nos produce su hoy presidente: la preocupación de la ruptura de nuestra frágil paz social. ¡Huye! me ha dejado grabado en la mente a una criatura monstruosa, peor aún que la que parió Rosemary en la película de Roman Polanski, un bebé muy real engendrado por un demonio de cabello naranja, su nombre es “MIEDO”.

  • ¡Huye! (Get out)
  • Estados Unidos, 2017
  • Director: Jordan Peele
  • Guión: Jordan Peele
  • Con: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Betty Gabriel
  • Duración: 103 min.
   
Artículo Anterior

Desert Trip ¿Reuniría a Led Zeppelin?

Artículo Siguiente

Expresar sentimientos: el jazz de George Garzone

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *