1
Shares
Pinterest Google+

Como todo arte, en el cine se van formando tendencias que marcan el estilo de las producciones por un determinado tiempo. Al parecer, en la actualidad los cineastas han despertado cierto interés por mostrar el lado vulnerable de aquellos que se hicieron famosos por sus crímenes. Un nuevo esquema que se aleja del neo noir de Tarantino, David Fincher y hasta del maestro Martin Scorsese.

La  nueva tendencia que descarta el suspense y cuya narración nos lleva por un sendero más ligero con giros de humor negro, ha sustituido a los thrillers con narrativas dinámicas que terminan por justificar e incluso hasta convertir a los criminales en héroes. En esta misma premisa Luis Ortega, Rodolfo Palacios y Sergio Olguín escribieron la historia de Carlos Eduardo Robledo Puch.

El ángel negro, como llamaron a Robledo, fue un asesino argentino quien, con aspecto angelical y tan sólo 17 años, asesinó a más de una docena de personas entre otros delitos. A sus veinte años ya se le había dictado cadena perpetua. De ahí, la cinta dirigida por Luis Ortega tomó su nombre: El Ángel.

El Ángel llega a la Ciudad de México a su estreno comercial después de participar en la ceremonia de la quinta entrega del Premio Iberoamericano de Cine Fénix y de sus cinco nominaciones salió victorioso Lorenzo Ferro, el joven actor responsable de dar vida al pequeño “Carlitos” Robledo Puch. Sin duda, un merecido reconocimiento.

Su actuación no sólo nos contagia esos versos que entonaba la banda argentina La joven guardia, “él es un rey extraño, un rey del pelo largo…” así, al ritmo desenfadado de la canción, vemos a cuadro a Ferro, una sonrisa basta para pensar que podríamos confiar ciegamente en él. La canción que forma parte del soundtrack es la descripción perfecta del personaje y su ritmo del tono de la cinta.

Y precisamente, es su musicalización la que le da un dinamismo que huele a Xavier Dolan. Su humor negro tiene pequeños y breves destellos de Damián Szifron en Relatos Salvajes. Y aunque El Ángel podría homenajear a muchos, logra consolidarse en un estilo propio. Es una de esas películas en las que desde el primer minuto dibuja una sonrisa en el rostro de sus espectadores y lo que es mejor, la mantiene hasta su final.

A la película no le reprocho técnica ni narrativa, sin embargo, en una sociedad como la nuestra donde la educación audiovisual es escasa si no  es que nula, preocupa que la construcción de “Carlitos” se haga en lo carismático y que su lado psicópata se minimiza al grado de parecer “cool” y no demente.

Quizá este tipo de cintas resultan no sólo una buena recomendación, también un llamado de atención para replantear la educación en términos mediáticos y artísticos, así como para el sistema de clasificación y otros obstáculos a los que se enfrenta la industria cinematográfica en latinoamérica. En Argentina, Chile y México existe el buen cine y las ganas de hacerlo. Lo que hace falta es apoyo, regulaciones a la industria y educación a las audiencias.

 

  • El Ángel
  • Argentina, 2018
  • Dirección: Luis Ortega
  • Guión: Luis Ortega, Rodolfo Palacios, Sergio Olguín
  • Con: Lorenzo Ferro, Chino Darín, Cecilia Roth
  • Duración: 117 minutos
   
Artículo Anterior

El Merolico

Artículo Siguiente

COLDPLAY: EL DOCUMENTAL

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *