0
Shares
Pinterest Google+


POR: ÓSCAR ANDREW FUENTES

Estados Unidos tiene Laverne Cox, Chile a Daniela Vega y México a Dana Karvelas como las máximas representantes de la comunidad LGBT+ en el cine. Su trayectoria y visión son fundamentales para hablar de un cine de inclusión. En entrevista con Bogart Magazine, la actriz nos contó de esto y más. 

Con entusiasmo y gran disposición, Dana Karvelas abre las puertas de su casa y de su alma para contarnos cómo ha sido su trayectoria como actriz, aún antes de serlo. “Yo trabajaba como promotor de autoservicios, acomodando las famosas papas. Era una vida totalmente diferente. No había contactos ni se había dado la oportunidad”. Su deseo de formar parte del medio pronto se hizo realidad.

Con la cinta Estrellas Solitarias, su vida cambió sin saberlo. Recordó cómo la noticia le sacó lágrimas de emoción. De la mano de su protagónico, llegó también el reconocimiento, pues el filme participó en Feratum Fest, donde Dana obtuvo el premio a Mejor Actriz, convirtiéndose en la primera mujer trans en obtener dicho galardón. Dana, confesó cómo esta situación le permitió tener más fe en ella misma.

Sin embargo, también hizo un llamado a los realizadores a crear nuevas historias, pues relata que no es fácil para ella trabajar en un proyecto tras otro. “Por supuesto que no hay historias LGTB o trans tan a menudo como historias de una chica u hombre cisgénero. Todavía no se atreven a hacer estos personajes. Cuando hay festivales internacionales hay muchas películas de países como Brasil o Cuba pero en México todavía no hay estas historias”, relata.

Para Dana Karvelas, el problema del cine en México no sólo parte de la falta sensibilidad para narrar historias con protagónicos trans e incluso refiere que mujeres trans no sólo compiten con su género en la selección de casting, también lo hacen con mujeres o con hombres que serán vestidos de mujeres para interpretar el papel. También influye el tipo de guiones que se producen en nuestro país. 

La actriz hizo una comparación con el cine de otros países donde las películas son variadas y en su mayoría con mensajes positivos, cosa que la producción nacional deja de lado. “Hay una contracción de un cine de pobreza y tristeza, pero México es un país muy feliz y eso deberíamos experimentar. Aparte de las comedias, plantear un cine más positivo, pues a lo mejor eso podría ayudar a que la situación en el país cambie”.

Mujeres y hombres trans, indígenas, gente de la calle y núcleos nuevos son los que se deben explorar, exalta la actriz con contundencia. Siendo este un llamado a los nuevos realizadores que buscan otros horizontes narrativos; pero también a los grandes estudios que temen salir de su zona de confort. 
Si tapujos y segura de sí Dana Karvelas pone sobre la mesa la necesidad de buscar alternativas en el cine nacional, y qué mejor que hacerlo a través de festivales y muestras internacionales que crean puentes entre realizadores de otros rincones del mundo.

   
Artículo Anterior

¡Eterna existencia a la FIL Guadalajara!

Artículo Siguiente

The Marvelous Mrs. Maisel

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *