0
Shares
Pinterest Google+

Realizar un film de zombis, hace una década, era una gran idea. En los últimos 10 años la sobreexplotación de películas y series con temática de cadáveres vivientes ha dejado una industria sin ideas y una audiencia cansada. En este contexto, la apuesta del sur-coreano Yeon Sang-ho con Estación Zombie: Tren a Busan, era alta y sumamente arriesgada.

El triunfo de la producción asiática se sustenta en el respeto por ciertos códigos del género, también se sustenta en reglas básicas del cine de suspenso que le dan a la propuesta una atmósfera real de terror y angustia.

Te pisa los talones

Uno de las grandes aciertos de Estación Zombie: Tren a Busan, es el papel de los zombis. En esta película la persecución es constante, casi incesante. Literalmente, sientes como un monstruo te pisa los talones durante las dos horas de metraje.

En series como The Walking Dead, los muertos vivientes se han convertido en simples elementos decorativos, en muebles que adornan los escenarios donde los dramas de los “vivos” transcurren. Esto hace que los zombies dejen de ser elementos de terror, sin embargo, Estación Zombie: Tren a Busan regresa el protagonismo a las criaturas y genera un entorno de miedo constante.

Un ambiente claustrofóbico

Las escenas de la película se desarrollan en un 90% dentro de un tren, Sang-ho literalmente no les da un espacio a sus protagonistas para el refugio y crea un sentido de urgencia, ansiedad y desolación. El mensaje del director es contundente: “no hay lugar a dónde escapar”.

Un ritmo paranoico

En un escenario como un tren, sólo tienes dos caminos: avanzar hacia atrás o hacia adelante. Si una horda de muertos vivientes te persigue, creo que la decisión es fácil. Sang-ho pone en marcha toda su capacidad narrativa y emula a Tom Tykwer en Corre Lola Corre, creando una película en eterno movimiento frontal.

Lo clásico y lo nuevo

En el 2006, el también sur-coreano Bong Joon-ho, revitalizó el género de monstruos con la estupenda The Host. La clave de la revolución, fue tomar los códigos del género y mezclarlos con un cine moderno, actual y empático con el contexto que dibuja.

Yeon Sang-ho ha tratado su película como Joon-ho, ha tomado referencias clásicas y las ha mezclado con elementos de culto. El anime, las artes marciales y los videojuegos enmarcan el estilo visual y narrativo de la película.

Estación Zombie: Tren a Busan es una película que integrará críticas que, estoy seguro, gustará a los puristas del género, a los entusiastas por la innovación e incluso a los despistados que vean a la película sin conocimiento de causa.

En general, un film que recibiría el Vo.Bo. de algunos de los grandes directores del género zombie: Zack Snyder, Dan O´Bannon, Peter Jackson y por qué no, del mismísimo George A. Romero.

  • Estación Zombie: Tren a Busan
  • Corea del Sur, 2016
  • Director: Yeon Sang-ho
  • Guión: Yeon Sang-ho
  • Con: Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jung Yu-mi, Kim Eui-sung
  • Duración: 118 min.
   
Artículo Anterior

Sesiones Bogart: The Beatles ¿una banda sobrevalorada?

Artículo Siguiente

El último suspiro de Fuentes

1 Comentario

  1. 14 febrero, 2017 at 4:22 pm — Responder

    Gracias por el articulo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *