0
Shares
Pinterest Google+

Recuerdo mi infancia cinéfila con mucha nostalgia; es un bello recuerdo las permanencias voluntarias transmitidas por canal 5 en los años noventa; los emocionantes sábados de acción y artes marciales eran mis favoritos. Al final de cada película me sentía tan motivado, que si me ponían a Apollo Creed también le aguantaba 15 rounds; tan poderoso, que también noquearía al coreanito malvado con una patada a la cabeza a lo Van Damme en Contacto Sangriento; tan valiente, que acabaría con todos los malos de Tepito al estilo del Vengador Anónimo de Charles Bronson; y tan disciplinado, que inmediatamente me ponía a limpiar mi casa con la técnica del señor Miyagi “encerar”, “pulir”.

Y es que los valores del Miyagi Dojo eran mi senda a seguir, hasta hace un año, antes del resurgimiento de Cobra Kai. Producción de YouTube y secuela de la película Karate Kid (1984), llega la segunda temporada de Cobra Kai. Serie que llegó para despertar nuevamente el espíritu marcial de los fans de la película y el de las nuevas generaciones. Tras el éxito de haber revivido a la franquicia ochentera con la primera temporada, a partir del martes 23 de abril a las 21:00 horas estará disponible la segunda entrega para los suscriptores de YouTube Premium.

El éxito de la serie está en llevar la historia de Karate Kid a la actualidad, 30 años después Daniel Larusso (Ralph Macchio) es un exitoso hombre de negocios en California, mismo lugar donde derrotó en el torneo de Karate de All Valley a Johnny Lawrence (William Zabka), un alcohólico que ha hecho muy poco por su vida. Las enseñanzas de señor Miyagi y del dojo Cobra Kai parecen haber marcado el rumbo de sus alumnos, pero el destino y las nuevas generaciones obligan a que renazca el Cobra Kai y por consecuencia el Miyagi Dojo.

En la primera temporada Lawrence decide buscar redención en su vida con el renacer del Cobra Kai y su primer alumno es un tímido y debilucho migrante latinoamericano, Miguel Díaz, interpretado por Xolo Maridueña, pero, Daniel San se entera de que el infame dojo rival ha renacido y hace todo lo posible para que fracase. Sin embargo, no lo consigue y la filosofía del “Not Mercy” vuelve a triunfar en el torneo de Karate All Valley después de 30 años.

Las encrucijadas quedaron al rojo vivo, tras el triunfo del Cobra Kai; Daniel Larusso decide desempolvar el karategui, abrir Miyagi Dojo, así vencer a Cobra Kai con su primer recluta Robby Keene (Tanner Buchanan), hijo de Lawrence. Samantha Larusso (Mary Mouser), hija de Daniel tiene un amorío con Miguel, alumno estrella de Lawrence, y por lo tanto algo prohibido. Y por si fuera poco, la primera temporada cierra con la aparición de John Kreese (Martin Krove), sí, el sádico y violento ex sensei de Lawrence.

La segunda temporada anuncia lo que será una auténtica guerra civil en la preparatoria de Miguel y Samantha que estará fragmentada por el bando de Miyagi Dojo y Cobra Kai. Presumiendo enfrentamientos épicos y no solo en el tatami, nuevos personajes, nuevos romances y frustraciones del pasado que dan paso a corromper el orden y la sed de revancha.

La emoción sigue viva como cuando era niño y me sentía un verdadero artemarcialista después de ver tanta acción en pantalla, y sé que como yo, hay muchos que esperaban este momento. Desde adolescentes hasta adultos, Cobra Kai hace un encuentro generacional dividido por filosofía del bonsái de señor Miyagi y de la cero compasión del Cobra Kai. Lo único de lo que no hay que tener piedad es de disfrutar esta emocionante serie y armar una permanencia voluntaria con ella.

  • Cobra Kai
  • Estados Unidos, 2018
  • Temporadas: 2
  • Dirección: Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg, Jennifer Celotta, Josh Heald, Steve Pink
  • Guión: Josh Heald, Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg
  • Con: Ralph Macchio, William Zabka, Tanner Buchanan, Jacob Bertrand, Mary Mouser
  • Duración de episodio: 30 minutos
   
Artículo Anterior

SOBRE CÓMO NO SER UN DESEO ESTÚPIDO

Artículo Siguiente

Thanos tenía razón

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *