0
Shares
Pinterest Google+

Existe una palabra que utilizamos en nuestro vocabulario del día a día. La podemos ver representada sobre nuestras paredes, sobre nuestras muñecas o sobre nuestros dispositivos móviles. Nos indica cuánto falta; cuánto sobra; cuánto ha pasado y cuánto posiblemente pasará. Supuestamente nos ayuda a entender dónde estamos; a dónde fuimos y nos da esperanza para continuar. Le damos un poder místico. ‘’Es cuestión de tiempo’’, dicen. ‘’Dale tiempo al tiempo’’, cavilamos un sinfín de veces. El tiempo está en todo, pero ¿qué es esta palabra? ¿de dónde viene y qué es todo lo que vertemos sobre ella?

He empezado con un párrafo un poco filosófico —tal vez pretencioso sería la palabra más adecuada— porque así es como abre Ven, Claridarks, uno de los más recientes trabajos de Las Reinas Chulas. Un personaje calvo con un cutis agrietado y un aspecto sombrío; con un tono de voz lento; un acento extranjero y al fondo un muro lleno de fotografías. Nostalgia tal vez. Su monólogo habla de la fascinación que tenemos sobre el tiempo y paradójicamente, el poco entendimiento que tenemos los humanos sobre él. Después de un texto que detona una serie de cuestiones casi existencialistas, no pasan muchos minutos para que la obra pase de un tono reflexivo al tono que estas mujeres dominan con maestría: el festivo. 

En esta fiesta tenemos al personaje principal; un hombre alemán que viajará a distintas etapas de la historia mexicana y conocerá a famosas —y no siempre queridas— personalidades que han quedado dibujadas en las anécdotas nacionales por su singular participación en el moldeado de nuestras ideas; por su simbolismo en la identidad nacional o también por los escándalos y crímenes que los rodean. Tendremos a personajes que nos recordarán a mujeres falsamente etiquetadas como traidoras, héroes cuyo heroísmo se aleja de lo genuino, divas de la política y maestros de la estafa. 

Nos llevarán en un recorrido que, a través del humor y un poco de improvisación, busca explorar las características de la cultura nacional; de dónde ha surgido la corrupción, el porqué ante la desgracia aún nos quedan fuerzas para reírnos, de dónde salen los dichos y cómo nos burlamos del tiempo a través de nuestras expresiones. Además, en esta función no se encuentran solas pues, de nuevo, han unido fuerzas para revivir uno de sus crossovers más exitosos. Estas reinas unen sus voces a la de Conchi León para formar el dueto que baila y canta Claridarks durante, precisamente, estos tiempos llenos de claroscuros. 

El público es parte sustancial de esta historia pues tendrán oportunidad de hacer las preguntas que les gustarían saber sobre el pasado y sobre el futuro tan extraño que parece esperarnos. De esta manera, esta obra —cuya idea se detona por la serie Dark cuyo éxito ha sido muy grande en todo el mundo— se une al repertorio de CabaréZoom que esta compañía ha estado desarrollando desde el inicio de la pandemia y cuyos temas, como la esencia del cabaret, se han ido adaptando a las nuevas normalidades que surgen cada día y de las cuales, no se vislumbra ninguna definitiva. 

   
Artículo Anterior

El Baile de los 41 y la represión de la comunidad LGBTQ+

Artículo Siguiente

Los Cuentos de la Catrina

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *