0
Shares
Pinterest Google+

El principal sabor de boca que me deja Captain Marvel (independientemente de sus aciertos), es el de una película hecha a medias.

A medias está la definición de su tono, mezcla extraña y débil entre comedia, drama y ciencia ficción. Uno de los aciertos del universo Marvel a lo largo de la última década, fue la de irse descaradamente del lado de la comedia, basta recordar las formidables Thor: Ragnarok (Taika Waititi) o Deadpool (Tim Miller). En Captain Marvel el género jamás se define y no termina por ser una comedia hilarante o un drama serio.

A medias está la actuación de Brie Larson, una actriz maravillosa que ha demostrado su talento en más de una ocasión (¿han visto la portentosa The Room?).  En Captain Marvel a Larson se le nota el desgano en cada escena. Samuel L. Jackson le roba foco cada vez que aparece, la película fácilmente se podría llamar Nick Fury: orígenes. Hace poco leí una crítica americana que decía que inclusive el pequeño gato era capaz de robarle las escenas a Larson (totalmente de acuerdo), es una pena que el film haya desaprovechado el talento de una de las actrices más talentosas de su generación. Larson no quería protagonizar la película y se le nota en cada mueca.

A medias está el desarrollo de la mitología de Captain Marvel, un personaje poderoso y muy rico en trasfondo (el equivalente “marveliano” de Superman). A Anna Boden y Ryan Fleck (directores y guionistas), poco o nada les interesa desarrollar los detalles del origen del superhéroe, la película avanza demasiado rápido y parece estar desesperada por contarnos en pocos minutos a dónde van los arcos dramáticos. La película está llena de forma pero nada de fondo.

A medias está el discurso feminista. Captain Marvel tenía todo para darnos un mensaje potente sobre un tema vital de nuestra actualidad. Tenía un personaje complejo y poderoso, tenía una actriz en estado de gracia, tenía un contexto social ideal… Todo fue echado a la borda por un guión que jamás se termina por comprometer con su ideal. El film está lleno de ocurrencias, pero no de ideas.

Aunque Captain Marvel tiene algunos momentos divertidos, personajes secundarios encantadores y un buen soundtrack, queda la impresión que la película solo se filmó para justificar la escena post-créditos de Infinty War. Esta obra tiene mucho que escribir, pero poco papel.

Captain Marvel representa la última película antes del gran final a la antología de Marvel: Avengers: Endgame. Espero que la casa productora se tome un largo tiempo para renovar sus ideas.

  • Captain Marvel
  • Estados Unidos, 2019
  • Directores: Anna Boden y Ryan Fleck
  • Guión: Anna Boden y Ryan Fleck
  • Con: Brie Larson, Samuel L. Jackson, Jude Law, Ben Mendelsohn, Gemma Chan
  • Duración: 125 minutos.

 

   
Artículo Anterior

EL INCREÍBLE CASTILLO VAGABUNDO

Artículo Siguiente

Si me amas, ¿por qué no te matas?

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *