0
Shares
Pinterest Google+

En el año de 1983, Juan Pablo II retiró la condena de la iglesia católica a Galileo Galilei; se estrenó en las salas del mundo Star Wars: El Retorno del Jedi; Björn Biorg se retira del tenis y nació la cantante Amy Winehouse.

También, en 1983,  Elio conoció a Oliver…

Call Me By Your Name, la nueva película de Luca Guadagnino, cuenta la historia de Elio Perlman (Timothée Chalamet), un adolescente que pasa sus vacaciones en una finca italiana con su familia. Su mundo se revolucionará cuando Oliver (Armie Hammer), el becario de su padre, llegue a visitarlos.

Guadagnino no ha pensado su película para ser una historia sobre la intolerancia hacia la homosexualidad, al contrario, ha rodeado a Elio de un entorno de compasión y entendimiento; un lugar donde todos aceptan su sexualidad.

Call My By Your Name es más una película sobre el primer amor, una crónica tierna y desgarradora sobre cómo idealizamos y cómo nos decepciona hasta el punto de la desesperación.

Precioso en forma y fondo, el filme del italiano es un hito de estilo cinematográfico. Un espectáculo de colores pastel, de prendas ochenteras, de paisajes veraniegos y noches de diversión europea. Nadie en la historia del cine, ha filmado el norte de Italia como lo ha hecho Guadagnino. Incluso sus créditos iniciales y finales, son puro arte.

Las actuaciones en la película van más allá de la adulación, Timothée Chalamet -pase lo que pase legítimo dueño del Oscar a Mejor Actor-, salpica la pantalla con ternura, confusión y naturalidad. Armie Hammer -para mí el mayor olvido de la Academia este año-, es un portento de sexualidad y resignación.

Call My By Your Name también es una lección sobre amor familiar, las escenas donde Elio regresa con su madre de la estación del tren, con sentimiento de abandono y el diálogo en la biblioteca con su padre; te regresan palabra a palabra e imagen tras imagen la fe en el amor y la familia.

Con el final de esta película, un plano fijo ambientado por ‘Visions of Gideon’ de Sufjan Stevens, se cierra una de las historias más delicadas y equilibradas sobre el amor en el cine moderno.

Hermosa obra maestra.

 

 

  • Call Me By Your Name
  • Italia, 2017
  • Director: Luca Guadagnino
  • Guión: James Ivory (Novela: André Aciman)
  • Con: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar
  • Duración: 130 min.
   
Artículo Anterior

FIL DEL PALACIO DE MINERÍA 2018

Artículo Siguiente

El guitarrista todo terreno: Snowy White

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *