0
Shares
Pinterest Google+

En un mundo dominado por hombres, en donde las mujeres tienen que resignarse a jugar un papel secundario y complacer a sus esposos, una confeccionista de vestidos de novia (Minerva Velasco Noriega) hace una crítica directa al sistema patriarcal que le fue impuesto.

En su sexta “La Esposa” logra trastocar y desnudar los puntos más sensibles de la vida de una mujer casada. Con un guion sencillo, pero directo y punzante, Minerva Velasco realiza un monólogo en el que no solo le da voz a la confeccionista harta del sistema en que vive, también las perpetradoras del mismo (su abuela, su madre y su esposo) se presentan en el escenario para dilucidar su manera de ver el mundo.

Foto de Ofelia Correa

Mediante su historia personal, la protagonista nos interna en su mundo infantil, en donde sufrió las presiones de su madre y abuela para convertirse en lo que ellas consideraban “una niña de bien”. Su vida se ve definida por las ideas conservadoras que dominan al medio en el que se desenvuelve, es obligada a seguir los cánones impuestos a las mujeres para convertirse en buenas esposas.

Con una crítica tajante al sistema y buscando modificar los paradigmas que limitan el desarrollo de las mujeres, la protagonista se abre con el público, al que le narra su decadente vida como mujer casada. Después de un inicio de ensueño, la realidad se asiente en su matrimonio y la obliga a soportar la indiferencia de su esposo que llega a convertirse en violencia.

Foto de Ofelia Correa

La interacción que desarrolla la actriz con sus herramientas de costura acentúa el conflicto de la trama, pues mientras la protagonista, a través de su historia, busca liberar a las mujeres de las cadenas opresivas del matrimonio; también forma parte de la industria matrimonial. Esto lleva a la conclusión de que el sistema arcaico en el que nos desenvolvemos arrastra a las mujeres a prácticas costumbristas y opresivas de las que es difícil escapar.

Con un ritmo semi lento que pugna por la reflexión, esta puesta en escena expone las vicisitudes que tiene que soportar una mujer a la que se le obliga depender de un hombre que con el paso del tiempo se convierte en un desconocido. Gracias a la historia de la costurera el público es testigo del grito desesperado de las esposas que claman por su libertad e independencia.

Foto de Ofelia Correa

La versátil actuación de Minerva Velasco justifica que la obra se desarrolle mediante un monólogo, pues con sus cambios de tono en la voz y sus sutiles cambios de vestuario logra llevar a escena a personajes que contrastan con la protagonista. La manera en que narra la historia y juega con el ritmo crea un ambiente inmersivo y traslada al público al tiempo y lugar de los sucesos biográficos narrados.

Foto de Ofelia Correa

La Esposa se presentará todos los miércoles del 05 de junio al 31 de julio del 2019 a las 08:45 horas en el Foro 37.

  • Dramaturgia y actuación: Minerva Velasco Noriega
  • Dirección: Abel González Gómez.
   
Artículo Anterior

Forcados

Artículo Siguiente

Espresso Amor, un inesperado musical

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *