0
Shares
Pinterest Google+

Aun cuando existen personas que luchan por llevar verdad y transparencia a los lectores, estas voces son silenciadas por un poder superior que sirve a los intereses de las altas esferas. A ocho columnas presenta un ejemplo de las controversias e incluso de la corrupción que se generan en torno al ejercicio periodístico.

Foto: Mariana Mondragón

Carlos se encuentra en una encrucijada al enterarse que el jefe de redacción, Torres (Luis Miguel Lombada), y Marta (Sophie Alexander-Katz), cronista de eventos de alcurnia, están involucrados en una campaña de desprestigio contra uno prominente médico que fue también profesor del joven periodista. No ser parte del acto de corrupción podría afectar su próspero  futuro profesional pero en un mundo donde todo es manipulado, ¿cómo saber quién dice la verdad?

Foto: Itzel Noguez

El Mundo, “El mejor periódico de México”, lleva más de medio siglo en circulación. Es en este prestigioso medio en donde Carlos (José Carriedo), un virtuoso escritor entusiasmado por convertirse en un reconocido reportero, pronto verá publicado su primer texto.

La decisión a la que Carlos se enfrenta no dista de ser compleja. Por un lado, está el apegarse a la ética periodística y por el otro, está sucumbir a las exigencias de ciertos medios que promueven la transgresión de dicha ética para manipular los hechos y opiniones públicas a conveniencia.

Foto: Mariana Mondragón

 

Además de los notables nombres en el reparto (José Carriedo, Luis Miguel Lombada y Sophie Alexander-Katz), también participan en escena Alondra Hidalgo, representando a Celia,  la secretaria de periódico; Pedro de Tavira en el papel de Enrique, mejor amigo de Carlos; y Arnoldo Picazzo como el Diputado Gómez. En sus actuaciones, le imprimen un toque de humor negro, un sarcasmo que ayuda a digerir la crítica a la cruda realidad.

La historia transcurre en el año 1951, vemos máquinas de escribir, teléfonos de disco y la vestimenta correspondiente a esa década. Ciertamente el contexto ha cambiado desde entonces, sin embargo, la situación representada sobre el escenario es aún vigente en los actuales medios periodísticos y de entretenimiento. Una obra que deja mucho qué pensar sobre esta labor.

Foto: Mariana Mondragón

A ocho columnas es una obra original del escritor Salvador Novo, adaptada y dirigida por Fernando Bonilla quien en su noche de estreno invitó a su audiencia a cuestionar toda la información, pues aunque el texto se sitúa en los años 50, sigue más vigente que nunca. 

Foto: Itzel Noguez

A ocho columnas representa una de las obras más talentosas del teatro mexicano, pero también de las más necesarias pues aunque el periodismo ha sido clasificado como una de las labores más nobles, también convergen en él diversos intereses. Es un mundo lleno de trampas donde los más ingenuos se enfrentan a la perversidad de los más colmilludos. 

Foto: Mariana Mondragón

No te pierdas A ocho columnas todos los lunes y martes 20:00 horas  en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque. La puesta en escena estará hasta el 6 de agosto del 2019.

 

 

*Última actualización: 07 de julio de 2019.
   
Artículo Anterior

Humedad termina temporada

Artículo Siguiente

Spider-Man: Far from home, la crisis de lo real

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *