0
Shares
Pinterest Google+

1. Sylvester Stallone: aunque no lo crean, Rocky Balboa fue una de las primeras opciones de David Fincher para interpretar al teniente David Mills en su thriller gótico Seven. Después de varios rechazos, el papel recayó en un joven Brad Pitt.

 

2. Leonardo DiCaprio: el ídolo juvenil rechazó la épica porno de Paul Thomas Anderson, Boogie Nights. El protagónico fue finalmente para Mark Wahlberg -recomendado por el mismo Leonardo-. DiCaprio prefirió ser protagonista de Titanic en lugar del superdotado Dirk Diggler, ¿buena decisión?

 

3. Marilyn Monroe: tuvo la oportunidad de ser la protagonista de una mítica película basada en la novela homónima de Truman Capote. Esta decisión tuvo como consecuencia uno de los más gratos rechazos en la historia del cine. Finalmente, Breakfast at Tiffany’s fue protagonizada por una bella chica de Ixelles, Bélgica; se llamaba Audrey, se apellidaba Hepburn.

 

4. Clint Eastwood: vaquero, vengador, viejo neurótico, entrenador de box, fotógrafo de National Geographic, cazarrecompensas sin nombre… Eastwood fue muchas cosas en su carrera como actor, pero nunca el hombre murciélago. Aunque Warner Brothers tenía todo listo para hacer una adaptación del cómic The Dark Knight Returns con Clint como Batman, el proyecto tuvo que cancelarse por falta de interés de la productora y el mismo actor. ¿Se imaginan la  frase “I´m Batman” con la rasposa voz de Eastwood?

 

 

5. Jack Nicholson: muchos -locos- rechazaron el papel de Michael Corleone en la saga más importante de la historia del cine. Jack Nicholson fue uno de estos desquiciados, el papel no fue lo suficientemente atractivo para algunos, y el protagónico fue para Al Pacino, quien construyó uno de los más grandes personajes de la cultura cinematográfica. Al parecer a Nicholson le hicieron una oferta que sí pudo rechazar.

 

6. John Travolta: ¿alguno de ustedes se imaginan a Forrest Gump en otra piel que no fuera la de Tom Hanks? El actor de Vaselina tampoco se veía como Gump y rechazó el papel por sus ocupaciones en Pulp Fiction. “Tonto es el que dice tonterías”, diría el buen Forrest, Travolta sin duda fue un tonto al decir “no”.

 

7. Sandra Bullock: la estrella de comedias románticas tuvo la enorme oportunidad de ganar un Oscar, librarse de su reputación de actriz de poca monta y de paso trabajar con el mejor director en vida.  Esto no fue suficiente para la intérprete, quien abrió paso para que Hilary Swank diera vida a Maggie Fitzgerald en Million Dollar Baby. Bullock, tú no eres “Mo Cuishle”.

   
Artículo Anterior

Baby Driver

Artículo Siguiente

50 años de Revolver: track by track

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *