0
Shares
Pinterest Google+

Quince años han pasado desde aquel lejano año 2002, musicalmente centenas de discos han salido a la luz en el mercado mundial. En un arduo ejercicio de memoria, he intentado recordar qué música es la que más ha sonado en mis oídos a lo largo de este milenio. Aunque mi cerebro no cuenta con los algoritmos necesarios para cuantificar el número de horas que he escuchado de música -como Spotify-, mi intuición me reclama que el disco más reproducido en mis dispositivos es Yoshimi Battles the Pink Robots.

El décimo álbum de estudio de The Flaming Lips engloba un concepto primoroso para aquellos que idealizamos a la ciudad de Tokio como un paraíso de tecnología, robots, samurais, animación y cultura pop, Yoshimi es un idilio. El arte del disco -integrado por ilustraciones de una niña karateca que pelea contra terribles robots- es, en sí mismo, una joya coleccionable.

Musicalmente, el álbum no representa una evolución en las melodías de Wayne Coyne -líder y compositor de la banda-, es más bien un equilibrio absoluto en la música de los Flaming, un punto de encuentro entre su experimentación desenfrenada (Zaireeka 1997) y su enorme capacidad para desarrollar pop comercial (The Soft Bulletin 1999).

A través de once tracks, The Flaming Lips se inventan una sinfonía pop donde los sintetizadores, las guitarras acústicas, los pianos y las baterías conviven en total armonía. Melodías como ‘All We Have Is Now’, ‘Are You A Hypnotist??’ o ‘It´s Summertime’ fluyen -literalmente-, por los oídos de los escuchas.

Comercialmente hablando, Yoshimi es el trabajo más popular de la banda hasta la fecha, canciones como la hermosa ‘Do You Realize’ o la sentida ‘Fight Test’, tuvieron cabida en radiodifusoras e incluso en los soundtracks de películas y series.

A pesar de contar con una producción compleja, el disco no pierde su brillo en vivo. Debo reconocer que uno de los momentos favoritos en mi historia de conciertos, fue presenciar la interpretación de la banda de ‘In The Morning Of The Magicians’ -mi canción favorita- durante la Cumbre Tajín del 2015.

Yoshimi Battles the Pink Robots es una obra que a 15 años de su estreno, sigue sonando actual; se trata de  un álbum atemporal que siempre tendrá un lugar privilegiado en mi estantería de discos, en mis listas de reproducción y sobre todo, en mi cada día más débil memoria.

A continuación les dejamos Yoshimi Battles the Pink Robots, mi recomendación: inicien en el track tres, el inicio más emocionante del pop rock moderno, disfruten…

 

   
Artículo Anterior

Sesiones Bogart: El Mundo de Tim Burton

Artículo Siguiente

Amor al arte

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *