0
Shares
Pinterest Google+

El último “corte” emana de los labios del director Santiago Alvarado, quien por cuatro semanas ha exigido a sus cuerdas vocales tratando de encontrar la escena perfecta, el encuadre ideal, la luz idónea y las actuaciones dignas de lo que será su nuevo filme. A pesar de que se encuentran en una casa en la que la obscuridad impera e ídolos religiosos vigilan sus pasos, el ambiente es festivo y es que por fin Santiago y su equipo han finalizado la grabación de la última escena de Menéndez parte I: El día del Señor, un filme que pretende romper con los paradigmas del género de terror.

Sebas (Héctor Illáñez), un exconvicto que vuelve a reunirse con su familia, sospecha que Raquel (Ximena Heredia), su hija, se encuentra poseída por un ente diabólico. Ante esto, Sebas busca la ayuda de su excompañero de prisión, Menéndez (Juli Fábregas) quien es un sacerdote que se dedica a realizar exorcismos. Conforme avanza la historia se pone en duda la existencia de la posesión de la niña y comienza una lucha de poderes entre ésta y el sacerdote.

Entre abrazos, gritos de celebración y sonrisas perennes en los rostros del equipo, Alejandro Sugich, productor del filme, hace hincapié en que Menéndez no se limitará a ser una película más del género, sino que apuesta por la innovación de éste. “En primer término la película cuenta con un humor muy negrocomo contrapunto con el terror clásico. También,vamos a contar con un ejercicio de realidad virtual que complementará a la historia y en donde el público podrá entrar en la película”.

Esta nueva obra cinematográfica no fue únicamente grabada en 35mm, el equipo se valió de tecnología como cámaras 360 y 6k, para brindarle una nueva experiencia al cinéfilo. Además, continua Alejandro, “nos ayudará a promocionar la película, ya que al ser un filme independiente, debemos encontrar nuevas vías para publicitarla.”

Luciendo, orgullosamente, una playera negra, con un estampado que hace alusión al último día de grabación de Menéndez, Héctor Illáñez sentencia que la cinta implicó un reto porque el terror debe de ser manejado por el interprete desde el punto de vista en que tu te identificas con el personaje”. Destaca que el filme busca evidenciar que todos los seres humanos tenemos demonios internos que debemos exorcizar y cuya entrada a nuestra vida tenemos que evitar.

Cargando un ramo de rosas rojas, con un rostro fatigado, pero con una sonrisa firme, Ximena Heredia revela que interpretar a Raquel fue difícil porque la retó en demasía emocional y físicamente, sin embargo, apunta, se encuentra feliz con el resultado de la película.

Diez minutos de Menéndez parte I: El día del Señorserán exhibidos el 18 de mayo del 2019 en el 72th Festival de Cannes en teatro Olympia a las 16:00 horas. Para poder disfrutar de este filme en México, debemos esperar algunos meses, pues se encuentra en etapa de posproducción.

   
Artículo Anterior

Entrevista con Eva Cedeño

Artículo Siguiente

El día terminará como empezó

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *