1
Shares
Pinterest Google+

Bajo el lema “Un festival sin fronteras” es como fue presentado el décimo sexto Festival Internacional de Cine Judío en México (FICJM), el cual se llevará a cabo del 18 de enero al 7 de febrero de 2019 en su primera etapa, y tendrá presencia en más de 17 sedes en 7 ciudades de la República Mexicana.

En conferencia de prensa, Fredel Saed, Directora operativa del festival, externó que este año el eje central de la muestra gira en torno a un tema fundamental en la problemática de México y el mundo, la migración.

Fredel Saed

Destacó la importante labor del cine ante este problema, al servir como elemento de sensibilización y conciencia sobre lo que sucede en la actualidad con los migrantes en el mundo. Es por eso que este año, el festival pretende aportar  una visión de este tema desde varias ópticas, apoyando la idea, que para revertir la problemática es necesario verla desde otra perspectiva.

Isidoro Hamui, director del FICJM,  develó los títulos de las siete películas que se exhibirán durante la muestra, mismas que se enfocan en la revisión del migrante bajo varias ópticas, los desplazamientos por guerra, la discriminación o algún tipo de segregación racial.  

El árbol de higo (Israel), El desafío (Sudafrica- Paises Bajos), Los disidentes (Israel), Pinsky (Estados Unidos), Tel Aviv en llamas (Israel), Vaca Roja (Israel) y Ser niño de nuevo (Israel); son la selección oficial del FICJM este año, con géneros como el drama, documental y comedía, buscan borrar fronteras a través de sus discursos.

Fernando Moreno

Una de las principales apuestas del festival es el documental Ser niño de nuevo, dirigido por Gabriel y Moy Volcovich. El largometraje es una instantánea de Israel, a través de la visión de once niños de diferentes orígenes y características, que develan la imagen que tienen de su país y del mundo. Fernando Moreno, consejero del festival, resaltó el trabajo de los directores de este filme, quienes estarán presentes en una de las proyecciones del documental que se realizará en la Cineteca Nacional.

Por octavo año consecutivo, Cinépolis albergará el festival dentro de su Sala de Arte tradicional en 17 complejos, a los que este año se incorporaron Cinépolis Plaza Toreo en Ciudad de México y Cinépolis Plaza Morelia, tal como lo compartió Ramón Ramírez, Director de relaciones públicas de la cadena de cine. Como en años anteriores, Cinépolis  pondrá nuevamente a la venta el Cinebono que tendrá un costo de $159 pesos, con el cual se podrá accesar a 4 funciones dentro de los complejos. Dentro de las sedes donde también se podrá disfrutar del  FICJM están, la Cineteca Nacional y algunos centros culturales comunitarios.

Isidro Hamui

La imagen del festival en esta edición, corrió a cargo de Frida Harari, artista visual y cineasta,  encargada del diseño y del spot audiovisual. La artista manifestó el desafío que fue salir de los estereotipos sobre este tema, optando por enfocarse en aspectos  positivos para su inspiración, como lo fue la naturaleza y los niños, ya que para ambos no existen muros ni fronteras.

Bajo esta premisa fue cómo surgió  la idea de utilizar la mariposa monarca como símbolo, ya que es el ser migrante por naturaleza y deja cualquier prejuicio atrás en el afán de cumplir su ciclo natural, detalló Harrari. Es así como en el cineminuto presentado como spot en el festival de este año,  se puede observar a un niño que se convierte en mariposa para traspasar un muro, dejando en claro que las barreras no deben existir, y que los sueños de los niños son puros y capaces de traspasar cualquier realidad.

El FICJM surgió en 2004 y crece año con año, convirtiéndose en uno de los festivales de cine judío más importantes en el mundo. El reto para esta edición es superar los 50 mil asistentes totales que se registraron en 2018;  entre las actividades que tendrá el festival se encuentran, la selección oficial que se proyecta en Cinepolis; la Muestra Universitara, que lleva el cine judío a las principales universidades del país; el Cine Club, un formato para publico reducido; la proyección en el foro al aire libre de la Cineteca Nacional; y las favoritas, que son las películas con mejor recibimiento del festival.

Ramón Ramírez y Frida Harari

No hay mejor forma de romper barreras que abriendo la mente a nuevas culturas, y el cine es una de las mejores opciones para contextualizar y nutrir al ser humano de lo que sucede en el mundo. Así que no puedes dejar pasar la oportunidad de disfrutar los filmes y las actividades que trae para ti el Festival Internacional de Cine Judío en México en su décimo sexta edición, ¡un festival sin fronteras!

   
Artículo Anterior

El Donador de Almas

Artículo Siguiente

Campeones

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *