0
Shares
Pinterest Google+

Rocío García, actriz y conductora, reconocida por su trabajo en películas como ¡No manches, Frida! y ¿Qué culpa tiene el niño? así como en las series Sense 8 y Blue Demon, se integra a la segunda temporada de Diablero, por Netflix, y nos cuenta todos los detalles en entrevista.

Cortesía Book PR
  • Cuentanos de tu personaje:

Mi personaje en Diablero se llama Malena, es una mujer parca, seria, de pocas palabras y mucha actitud.  Su energía es fuerte y oscura… y su trabajo requiere que sea resolutiva; operativa. No tiene temor, ni nada que perder, y es la mano derecha de «Lupe» (Ela Velden) con quien trabaja y comparte una relación de hermandad, así como con otras mujeres que forman parte de un negocio de venta ilegal de LDD (lágrimas de demonio) la nueva droga sintética de moda en el underground

  • ¿Cómo fue trabajar en el género fantástico?

Siempre todo lo que implique salir de la realidad y entrar en el terreno de «lo fantástico» es un reto y es MUY divertido… como actriz tener la oportunidad de crear y colaborar en la materialización de una historia como Diablero fue una invitación a salir de la zona de confort, a jugar, a estimular la imaginación y abstraerse de la rutina. Eramos un gran grupo de personas creando  y creyendo en una realidad paralela en la que habitan monstruos, hechizos, magia negra y blanca, demonios, ángeles, muertos que reviven. Además de que ésta serie tiene la característica de contar con un gran sentido del humor.

  • ¿Cómo fue la convivencia con el resto del elenco?

Hermosa. Mi personaje pertenece a la nueva temporada, y claro que el primer día estaba nerviosa como niña nueva en el primer día de clases… Diablero tiene un elenco muy sólido, de personas que aman su trabajo, lo respetan y parte de ese respeto tiene que partir de respetar a tus compañeros y de generar un ambiente en el que pueda fluir la creatividad. 

Realmente nos recibieron con apertura y cariño, nos hicieron sentir como parte de la familia desde el primer llamado. interminables pláticas y la mejor vibra entre tomas, y en las largas esperas en el camper. Estoy muy agradecida con cada uno de l@s compañer@s, no sólo del cast, sino del staff, todo el crew tuvo la mejor actitud y me llevé un gran recuerdo.

  • ¿Qué es lo que mas disfrutas de ser actriz?

Salirme de mis zapatos y ponerme los de alguien más. Creo que no existe mayor acto de compasión que ponerte en el lugar del otro y experimentar su vida  desde SU experiencia y punto de vista. Dejarme por un rato y entrar en otra realidad en la que cualquier cosa es posible. Conectar y aprender de otros artistas con quien he tenido la oportunidad de trabajar y a quienes admiro.  Esta profesión me ha obligado a derribar prejuicios, a cuestionar, a transformarme tanto física, como emocionalmente… y a crecer. Por otro lado, AMO los cambios de look radicales y he tenido mucho de eso en mi trayectoria, y para mí, es parte fundamental del proceso creativo. 

  • ¿Te gustaría seguir trabajando y creando para la comedia?

La comedia es mi género consentido; me he dado cuenta que burlarme de mí misma me ha dado cierto «poder». El reírse de las cosas que generalmente duelen  te vuelve un poquito más «invencible»  en la vida, que está llena de situaciones sobre las que no tenemos control. Me gusta ridiculizarme, sentirme humana y llena de fallas, y creo que la comedia es una herramienta poderosísima de liberación, y una forma muy linda de acercarme a la gente que me sigue. He sido muy afortunada con las oportunidades que se me han dado de hacer comedia en películas que han marcado y tienen un lugar especial en la historia del cine mexicano, y quiero seguir creando no solo como actriz, sino como guionista y sueño también con, algún día, dirigir.

   
Artículo Anterior

Del conejo a la Tierra

Artículo Siguiente

DIGNIDAD: UNA CONFRONTACIÓN ENTRE LA AMISTAD Y PODER

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *