0
Shares
Pinterest Google+

Desde hace 25 años, María Fernanda García, emprendió camino hacia un territorio de aventuras, de sueños y pasiones. Hace más de dos décadas, inició su carrera actoral. Llena de ilusiones, pero sin saber que lo que pasaría dio rienda suelta a su espíritu artístico y rebelde.

“Afortunadamente he pisado varios géneros, tengo un Ariel en cine y ahora emprendo nuevos proyectos en televisión, todos ellos han sido un reto” nos expresó la actriz durante nuestra entrevista. Mientras su voz emite alegría, nos cuenta sobre la alegría que ha encontrado en este camino. “Todo ha sido una sorpresa; con altibajos, pero siempre me he arriesgado y he confiado en que esto es lo que me gusta y quiero hacer.”

Foto: Cortesía Luna Agency

Sin miedos, María Fernanda, nos deja ver su fortaleza; es una mujer que no evade los retos, los busca, sabiendo que es necesario salir de la zona de confort para dar vida a personajes con los que no se tiene nada en común. “Yo estudié teatro para no tener que ponerme medias ni tacones; para no tener que ir a una oficina todos los días y durante dos años tuve que ir a una oficina, ponerme medias y tacones para interpretar a Alicia, la secretaria del Elite Way School en Rebelde”.

Y aunque recuerda su paso por la telenovela como una gran época y un proyecto que le permitió catapultar su carrera, hay un personaje al que le debe el cariño de muchos mexicanos: el de la Tía Licha en Una Familia de Diez. Luego de que en la serie muriera, recibió mensajes del público quienes no estaban de acuerdo con el fin de su participación. “Me conmovió mucho la reacción del público; la gente se molestó con Jorge Ortiz de Pinedo, decían que era el personaje favorito. Fue una experiencia padrísima sentir el cariño del público.”

Foto: Cortesía Luna Agency

Luego de que los medios se unieran a la tristeza, y se declarara una tragedia nacional, María Fernanda García, tuvo lo oportunidad de asistir a su propio funeral, recibir el amor de sus fans, un hecho que atesora como el gran regalo que la vida le ha otorgado. Lo que pocos saben, es que ella construyó con parte de la Tía Licha, su look e incluso el toque dramático que la hizo icónica.

Con la motivación que le dejó Una Familia de Diez, sigue trabajando en su pasión. Recientemente, concluyó la grabación de la nueva versión de Rubí, telenovela en la que da vida a un personaje que no parecía en la versión original: la madre de Maribel, interpretada por Kimberly Dos Ramos y por Jacqueline Bracamontes en 2004. La integración del este personaje, le permitió a la ex-Rebelde experimentar una nueva faceta en su carrera artística. 

“Mucho tiempo hice comedia, y aunque me encanta, me da mucho gusto que mi carrera se está ampliando. Mi rango actoral es más amplio, paso de una dueña de un banco a una trabajadora de una pollería en el mercado, a la secretaria; estoy muy contenta con la versatilidad que adquirido últimamente mi carrera pero sobre todo con la confianza que me están teniendo los productores” subrayó. 

Foto: Cortesía Luna Agency

Actualmente, María Fernanda García, está trabajando en Como tú no hay dos, junto a Adrián Uribe. “Creo que va a ser un personaje muy divertido. El personaje se llama la Pastora, ella se inventa una religión y quiere estar evangelizando a todo el mundo. Es una serie cómica con excelentes actores”. Además, la actriz también es poeta y cuenta con una propuesta para publicar un nuevo poemaria que se titulará Imágenes y temporales; una oportunidad para que sus seguidores conozcan esa otra faceta; que además le apasiona. 

Esta mujer es multifacética, en su día a día, combina su alma bohemia y poeta con su faceta atlética; de manera trasnversal encuentra la manera de llenar su vida de risa, de comedia, en su tono favorito: el humor blanco. Es por ello, que también le entró al stand up poetry con el espectáculo, Al cabo que ni quería, una propuesta para las víctimas del desamor; una burla al fracaso amoroso donde la cura es la poesía. El espectáculo pronto podría ver de nuevo la luz, pues en su temporada pasada fue todo un éxito. 

Pero, ¿Qué hay en la vida personal de la comediante? Ella nos habló de la familia, de su familia. Extensa en integrantes, cercanos en relación. “Es lo más importante que hay, es la único con lo que cuentas, ya sea la familia de sangre o la que eliges”. Entradas en el tema, recordó a sus padres, lo mucho que añora un abrazo, especialmente de su madre. “He sido muy feliz con mi carrera; lástima que mis papás no están aquí para verlo, pues honro la sangre que corre por mis venas y llevo a mis padres en mi corazón”.

Sin embargo, María Fernanda García, aún tiene un sueño por cumplir y es el de tener su propia familia. Sin perder su simpatía nos comentó “a lo mejor podría agarrar un paquete que ya viniera con hijos, para así pasar a los nietos. El amor Cuando llega a tu vida, no queda más que decir mas que: !Bienvenido!”.  Mientras espera la llegada de alguien que habite su corazón, seguirá comprometida con la actuación, su poesía y sobre todo, con el público que tanto cariño le ha dado.

Foto: Cortesía Luna Agency
   
Artículo Anterior

La Obra Que Sale Mal se va al Teatro Aldama

Artículo Siguiente

Arap Bethke: entre la acción, el drama y la comedia

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *