1
Shares
Pinterest Google+

Laura sonríe y se pasea por la plataforma minutos antes de comenzar. Abraza a sus conocidos y se emociona como una pequeña que recibe buenas noticias, es un día especial, presenta en el Centro Cultural Bella Época su primer libro.

Escoltada por el editor de la editorial Pax, Gerardo Gally, el corrector de estilo, Miguel Hernández, y sus amigas, Gabriela Sánchez y Claudia Burr, toman asiento en su respectivo sillón individual de piel negra y disponen a presentar el libro de Laura Sarvide, Ciudadanía Intermitente: ¿hasta cuando?


De acuerdo con la autora, el libro fue inspirado para “honrar a tantas personas y tantas organizaciones que trabajan para transformar a México”, sus más de 40 años dedicados a trabajar en procesos de ayuda para civilización le han sensibilizado y orillado a la creación de “Intermitentes”.

A pesar de no ser su primera presentación, sonríe e irradia su entusiasmo como si fuese una revelación que tanto ha buscado con ahínco, el cabello cano corto y su blusa roja con mangas moradas le dan un aire de vida juvenil, mismos a quien espera hacerles llegar el mensaje de este libro.

“El nacimiento de un libro es un acontecimiento”, señala Claudia Burr, y así lo encaran, como si fuera el nacimiento de alguien, el descubrimiento parece escueto, no obstante, se ha olvidado a lo largo de los años: “el libro invita al lector a darse cuenta de sus capacidades como ciudadano”, explicó.


Cada quien experimenta la experiencia a su forma, Miguel Hernández, quién relató cómo vivió el proceso de corrección de “Intermitentes”, destacó que “después de leer el libro, te das cuenta que el ciudadano construye sin que se lo pidan”.

Por su parte, Gabriela Sánchez fue más atrás y recordó que la “conciencia social se mama en casa”, verbo precisamente utilizado en una época caracterizada por la pérdida de valores en los que la educación es un libro que se cierra y se ignora rotundamente.

El libro tomó dos años en escribirse y consta de 265 páginas impresas por la editorial Pax. La gran ventaja de este impreso es el estilo de “crónica novelada” que rompe con los conceptos teóricos sobre la definición de “ciudadanía”, además de una serie de impactantes relatos con personajes reales y ficticios, en el que el ciudadano de a pie, es el protagonista.

Fotos de Javier Maldonado


Reflexión y revelación son las palabras que definen el objetivo de Laura Sarvide en su libro, una obra que devuelve al ciudadano mexicano su rol en una sociedad que debe reconstruirse para cimentarse en la prosperidad.

   
Artículo Anterior

Una hora que transformará tu vida

Artículo Siguiente

Inmensidad

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *