0
Shares
Pinterest Google+

Se acabó la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2017, lo único que nos queda de ella es la memoria de un tiempo pasado, que nos recuerda que los libros pueden enseñarnos lecciones valiosas que no deben ser olvidadas. A unas horas de haber concluido la FIL, en la mente queda un tesoro invaluable, lleno de conocimiento y pasión, que en un futuro podremos contar a nuestros hijos como es que Juan Villoro, Jorge F. Hernández, Elmer Mendoza o Verónica Gerber maravillaron a un sinfín de lectores.

Así es como Villoro, presentó su obra La utilidad del deseo, para no dejar de asombrar a propios y extraños, tal vez podemos pensar que recibe la estafeta de Jorge Ibargüengoitia; con el tiempo llegó el talentoso Mario Bellatin y su Carta sobre los ciegos para uso de los que ven; que decir de los Tríos, antología de cuentos, de Mariana H, Eduardo Antonio Parra y Paola Tinoco, sin sus textos la literatura no sería lo mismo un baúl lleno de pasiones y pensamientos.

Ganarás la Luz

Un día, Pepe Gordon tomó una pluma, escribió sus pensamientos que dieron origen al Inconcebible universo, en el cual aborda la ciencia de manera poética; pero también está Jorge Volpi que se mueven en el mundo de las letras como pez en el agua; ¿Alguien ha visto a Fernando Rivera Calderón? No, la última vez que lo vieron fue en la FIL 2016 presentado su libro Llegamos tarde a todo, ¿Ahora dónde está? Nadie lo sabe.

Para conocer todas estas historias sólo basta asistir a la FIL, si algún día lo hacen no se asuste si escuchan voces, es solamente el alma de cada uno de los asistentes que rondan los pasillos de la feria. Como cada año, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara significó nuevos horizontes y amigos, pero también viejas amistades consolidadas, una vez más regresó de la FIL lleno de ilusión, entusiasmo y deseos de regresar para su edición del 2018.

Fotos de Elihut Vergara

Gracias a Bogart Magazine (mi casa), Itzel y Yasser (mis editores), a todos los escritores a todos los escritores que se tomaron un minuto para atenderme, pero sobre todo a nuestros público, sin ustedes, nuestro trabajo no tendría sentido. ¡Nos vemos y leemos el próximo año!

   
Artículo Anterior

Unas palabras más a The Wall

Artículo Siguiente

Isle of Dogs abrirá el Festival de Berlín

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *