0
Shares
Pinterest Google+

El pasado 22 de mayo Netflix lanzó la primer serie mexicana dirigida al público adolescente, Control Z;  una producción que ataca el poco explorado mercado juvenil del streaming en nuestro país, pero que en otras latitudes,  se ha explotado exitosamente con producciones de temáticas similares, como 13 Reasons Why o la vanagloriada Elite.

Control Z es un melodrama juvenil producido por Lemon Studios, quienes de forma cruda abordan los problemas a los que se enfrenta la juventud actual. Bullying, ciberacoso, transfobia, discriminación y bisexualidad, son algunas de las temáticas que se tocan en la serie; la cual a pocos días de su estreno, ya ocupa un lugar privilegiado en el Top 10 del catálogo de Netflix.

Cortesía

Con la  preparatoria como escenario,  y con una vida volcada en las redes sociales, un grupo de jóvenes son víctimas de un hacker, que va develando uno a uno los secretos más oscuros de los alumnos del Colegio Nacional; desencadenando una serie de acciones que pondrán al límite a los protagonistas.  

El bulleado de la escuela

Uno de los personajes que ha ganado mayor empatía entre los espectadores de la serie es Luis, un joven introvertido y víctima de acoso por parte de sus compañeros, en especial de Gerry (Patricio Gallardo). El actor Luis Curiel quien interpretó a su homónimo en la ficción,  tuvo la complicada tarea de ejemplificar uno de los más grandes problemas que padecen los jóvenes en la actualidad, el bullying.

“Es un chico que está un poco sobreprotegido por su mamá y eso es determinante para su desarrollo en la escuela y en vida”, comentó el joven actor sobre su personaje, al cual le resulta imposible defenderse de las agresiones que sufre y se paraliza ante la violencia; además de esconder un secreto que al final de la serie es revelado.

Cortesía

Llenarse de referentes, investigar y ver testimonios de personas que habían sufrido bullying; fue parte de la preparación que el también actor de cine realizó para crear al personaje. Explicó que trabajó en construir la relación de Luis  con su mamá y cómo le afectó la ausencia de la figura paterna en su desarrollo, “fue un proceso de exploración muy padre”.

Fomentar la inclusión

Curiel confesó que en su paso por la preparatoria nunca sufrió de acoso por parte de sus compañeros, y  revivió  esa época en la serie con un poco de añoranza. “Yo siempre fui el que defendía a los ‘bulleados’, era un poco como Sofía,  estaba ajeno a  todos los grupos, no me gustaban las injusticias y reclamaba, ese era yo” refirió orgulloso.

Reflexionó que una de las vías para evitar que el bullying se siga haciendo presente entre los jóvenes es fomentar la inclusión,  no solo a la diversidad sexual, sino a todo tipo de pensamiento y forma de ser. “De pronto las personas que son bulleadas son aquellas que no tienen tanta capacidad para socializar, pero eso no quita que dejen de ser personas interesantes y que tengan todo un universo que compartir. Debemos tener una actitud de respeto, amor y empatía ante cualquier forma de pensar”.

El público lo agradece

Respecto a la respuesta positiva que ha tenido la historia entre el público, el actor que participó en la serie El Chapo (2017),  argumentó que el público agradece tener contenidos que de manera frontal hacen ver la realidad y tratan temas como drogas,  sexo y violencia, de forma muy directa; como ocurre en Control Z. “Yo creo que por eso conectó con todos, porque habla de manera franca y fácil te puedes identificar y reflexionar”

Cortesía

Luis Curiel se siente contento por el éxito que está teniendo la serie a nivel mundial y aunque externó que no lo plantearon así, espera que Control Z sea un “boom” como otras series juveniles de la plataforma de streaming. “Despertarte un día y que nos digan que estamos en el top five de la India, o que somos número dos en Marruecos y en Turquía,  ¡es una locura! Y eso que apenas llevamos cinco días”, expresó con notable felicidad.

 ¡Por favor Luis no te mueras!

Es la frase que más hace eco en las redes sociales del actor, como consecuencia a la conexión que logró su personaje con los fans de la serie. Curiel dijo estar sorprendido por la respuesta del público y entre risas presumió que ya hasta  hay memes en su honor. “Ponen fotos mías, personales, y escriben ‘que se me suba el muerto’, o ‘pensándolo bien no está tan feo el cabrón’, cosas así”.

Tras recuperar un poco la seriedad también dio voz a comentarios que vieron en el Luis de ficción un espejo de su realidad,  “me decían cosas más fuertes como: me identifiqué mucho con tu personaje porque me hicieron  mucho bullying en la prepa y me dio nostalgia saber que gracias al cielo no me suicidé”. Externó que es ahí donde se dio cuenta que su trabajo  está siendo poderoso.

Cortesía

¡Qué miedo!

Otro de los ejes en los que Control Z hace énfasis, es en el uso de  las redes sociales, temática que influyó en la conexión con la audiencia que está viendo la serie, argumentó Curiel.

Explicó que en México y en el mundo, no hay una regulación eficiente del contenido que surge en las redes sociales y sobre todo,  que proteja a los niños y jóvenes que las utilizan; por eso es interesante que este tipo de series haga reflexionar al respecto. “Que miedo saber que estamos a un clic de que un malandro o hacker  nos investigue y saque toda nuestra intimidad a la luz”.

Al abordar el tema de la intimidad la cual se ve expuesta cuando los secretos de todos los personajes salen a la luz; Curiel señaló, “por eso te intriga tanto la serie, terminas revisando tu celular para ver si no tienes ningún video comprometedor”

Se confirma segunda temporada

Luis Curiel se mostró contento por los buenos comentarios que ha recibido por parte de la prensa, amigos y espectadores, por su papel en esta serie y bromeó al explicar que hoy en día la popularidad se mide con memes “entonces ahí voy”, dijo entusiasmado al saber que su trabajo está causando respuesta en redes sociales.

Ante la confirmación de la segunda temporada de Control Z, fue inevitable cuestionar a Curiel sobre la posibilidad de ver a su personaje nuevamente en la historia; ya que no solo gozó de gran aceptación entre el público, el final de la primera temporada se prestó para especular sobre su muerte.

Cortesía

“Te lo digo en serio, desde el fondo de mi corazón, qué más quisiera, pero los productores y el escritor no me quieren decir nada”.Curiel detalló sentirse en una especie de limbo al no saber qué ocurrirá con él, “No me han dicho que ya no voy, pero tampoco me han dicho que sí”. Así que aún queda la esperanza de un milagro para poder ver nuevamente en pantalla a Luis y cómo enfrenta ese secreto que ahora ya todos saben.

   
Artículo Anterior

HOMILÍA PARA LA NUEVA NORMALIDAD

Artículo Siguiente

México llega a los festivales en línea

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *