0
Shares
Pinterest Google+

La mañana del sábado 28 de noviembre, se dieron cita en auditorio del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), autoridades universitarias y del Gobierno del Estado, para inaugurar la Edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

El presidente de la FIL, Licenciado Raúl Padilla López, se dijo alegre de llevarla a cabo, pero al ser un año tan fatídico, debido a la pandemia, nacen sentimientos encontrados.
 

Dedicamos esta FIL a la memoria de todos los fallecidos; el puente que nos une con ellos -como sugirió Thornton Wilder en su novela El puente de San Luis Rey– es indestructible porque está hecho de amor, un material más perdurable que la memoria.

También mencionó que, al ser una edición virtual, ha requerido mucho trabajo y aprendizaje, que derivó en un programa diverso y de gran calidad que hará disfrutar la feria.

Se van a sorprender de todo lo que hemos preparado para esta ocasión. A través de nuestro sitio web se abrirán eventos en directo, habrá un mercado de libros, contaremos con la presencia de grandes escritores; tendremos las secciones de FIL Pensamiento, La FIL También es Ciencia, FIL Jóvenes y FIL Niños; todos los eventos se podrán seguir en las redes, Canal 44, Radio U de G y otros canales públicos nacionales y latinoamericanos. 

Imagen cortesía ©️ FIL Guadalajara/Gustavo Alfonzo

Por otra parte, el Rector General de la Universidad de Guadalajara, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, externó que “esta feria nos permite entregar los honores al personal de salud”, que durante esta pandemia han trabajado incansablemente por la salud de la sociedad.


Villanueva Lomelí dijo que en 2019 hubo 830 mil asistentes a la feria, por lo que este año se puede llegar a ese mismo número de forma virtual.
 


El reto es que para el próximo año puedan venir y podamos ir, entonces duplicamos para que tengamos una feria de un millón 600 mil asistentes, porque la FIL no tiene que volver a ser igual, si recuperamos la presencialidad y mantenemos la virtualidad, la FIL será más amplia, asombrosa, profunda, sorprendente y más conectada.

El presidente de la Cámara Nacional de Industria Editorial Mexicana (CANIEM), ingeniero Juan Luis Arzos Arbide, compartió que corresponde a todos los amantes de los libros “hacer de esta edición sea una feria inolvidable, pues se podrán conectar a cientos de actividades”.

El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dio inicio a las actividades de la FIL 34, destacó que es obligatorio cuidar a la industria editorial y el ecosistema que se desarrolla alrededor del libro.
 


El libro es un hogar, nos hace sentir, vibrar y reflexionar, y nos recuerda que no somos poseedores de verdades irrefutables; por eso nos sentimos orgullosos de ser sede de este encuentro internacional.

Lídia Jorge, Premio FIL de Literatura y Lenguas Romances 2020

Como ya es una tradición, durante la ceremonia inaugural de la FIL Guadalajara, se rindió homenaje y premio a Lídia Jorge, por ser la ganadora del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2020. “La literatura es una carta que enviamos a la lejanía: lejos en el tiempo, lejos en el espacio. A veces, la literatura llega a su destino; a veces, recibimos noticias de regreso”, declaró.
 

Mediante un video, la escritora portuguesa dio a conocer su agradecimiento por el reconocimiento que le otorgaron. 

Cuando en Europa se aproximaba el final del verano, la dirección de la FIL acostumbra anunciar en cuál de las ocho lenguas romances encontró un imaginario literario digno de ser premiado. Este año, por cuarta ocasión en 30 años, se eligió a la lengua portuguesa. Y en el destinatario de esta carta, estaba escrito mi nombre.
 


También contó cómo niña conoció al gran Homero.

El pueblo donde nací había una mujer mayor, se llama María Encarnación; ella cantaba romances antiquísimos aprendidos de memoria, tiempo después logré identificar en su narrativa, algunos romances tradicionales como el de La nau Catrineta, La bella infanta o La visita de la Novia Difunta. Y nosotros, los niños, quedamos cautivados por aquellas historias cantadas que hablaban de amor, de combates armados, de aventuras prodigiosas acerca de marineros sobre las olas.

Esa mujer, dijo, era una Homero involuntaria, cuya muerte fracturó una cadena de siglos de historias. “María Encarnación fue un ser atravesado por el fulgor poético, aunque no tuvo la felicidad de conocer la maravilla que son los libros”

Imagen cortesía ©️ FIL Guadalajara/Gustavo Alfonzo

Ya para finalizar su discurso, Lídia Jorge mencionó. 

Tengo la certeza de que esa experiencia me enseñó lo esencial sobre la capacidad de transfiguración que rige a la especie humana. Y pienso en ella, y en el misterio del tiempo que determina la vida de cada uno, y en la manera en que nos sujeta a las circunstancias del transcurso de las fechas y de la Historia

Por último, Anna Caballé, secretaria del Premio FIL, dio a conocer el acta de resultados donde el jurado expresó que la escritora posee la altura literaria, ya que su obra novelística es además poética, ensayística y teatral. “Ella consiguió el respeto unánime de la crítica con su estremecedora novela La costa de los murmullos, de 1988, escrita a raíz de su estancia en Angola y Mozambique en pleno proceso de descolonización”, leyó en la resolución.

   
Artículo Anterior

Lo nuevo de Juan Cabello y Pablo Perroni

Artículo Siguiente

Drácula

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *