0
Shares
Pinterest Google+

El crimen ha fascinado al séptimo arte casi desde su misma creación, con claros ejemplos como The Great Train Robbery (1903. Dir. Edwin S. Porter) o Scarface (1932. Dir. Howard Hawks). Pero este interés va más allá del morbo de lo indebido: nace directamente de la fascinación por saber qué tipo de personalidades podría cometer actos tan atroces. Cómo son las personas capaces de jalar el gatillo a sangre fría. Estas dudas fueron contestadas como nunca antes cuando El Padrino tomó al mundo por asalto. 

The Godfather (El Padrino) es una película estadounidense, dirigida por Francis Ford Coppola, basada en el libro de Mario Puzo y estelarizada por Marlon Brando, Al Pacino, Robert Duvall, James Caan, Richard Castellano y Diane Keaton. Atravesando los años de 1945 a 1955, The Godfather es una crónica de la familia criminal ficticia italoamericana de los Corleone. Cuando el patriarca Vito Corleone sobrevive por poco a un atentado contra su vida, su hijo más joven, Michael, se adentra en la búsqueda de venganza contra los posibles culpables. 

La idea de adaptar la nueva obra de Mario Puzo había rondado los pasillos de Paramount por algún tiempo, pero después de varios fracasos en taquilla y crítica, el estudio estaba temeroso. Dentro de la lista de posibles directores se manejaron nombres como Sergio Leone, Peter Bagdanovich y Peter Yates, pero ninguno quería ligarse a la violenta obra sobre la mafia. 

El proyecto estuvo cerca de descartarse por completo, pero los productores encontraron todo lo que buscaban en Francis Ford Coppola: un director joven, que venía de películas fallidas y aceptaría un pago modesto e impregnaría su esencia italoamericana en el ADN de la cinta. 

Puzo y Coppola comenzaron el desarrollo del guión por separado, hasta que eventualmente, Puzo fue aislado por completo del proyecto y se integró a Robert Towne como guionista no acreditado. Los problemas continuaron durante el desarrollo, pues recibieron reclamos de La Liga de los Derechos Civiles Italo-Estadounidense y de la misma Cosa Nostra. 

La inexperiencia del director salió a relucir, pues como en todos sus rodajes previos y posteriores, las fechas se alargaron y el presupuesto aumentó seis veces su monto original. Aún con todo eso, El Padrino se estrenó el 14 de marzo de 1972 y se convirtió en un fenómeno de crítica y taquilla. 

La tragedia de los Corleone ha impresionado durante 40 años a los espectadores con su historia de violencia y poder, la pictórica fotografía del “príncipe de la oscuridad”, Gordon Willis, y las impecables actuaciones del veterano Marlon Brando y un joven Al Pacino. 

Tras cuatro décadas y dos secuelas, The Godfather continúa siendo una de las mejores películas en la historia estadounidense. Su sensible visión de las motivaciones detrás del mundo del hampa y su legendario montaje mejor ejemplificado en la escena del bautizo, convirtieron a todos los involucrados en luminarias innegables de la industria cinematográfica y sentó un precedente para decenas de nuevos cineastas inspirados por la amalgama Coppola-Puzo.  

   
Artículo Anterior

Porter regresa a los escenarios

Artículo Siguiente

Las mujeres no tenemos llenadero con Susana Alexander

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *