0
Shares
Pinterest Google+

Al escuchar el nombre de Sarah Jessica Parker de inmediato viene a  mi mente dos cosas: moda y Nueva York. En este ejercicio mental, es inevitable que comience a sonar en mi cabeza la melodía de inicio de la serie que la lanzó a la fama en los noventa, Sex and the City (1998-2004), y así dar paso a la imagen de una mujer de cuerpo estilizado, cabellera alborotada de tonos dorados, unos ojos azules que  hipnotizan y un tierno tutú blanco que enamora.

Con esta introducción ya deben intuir que soy una eterna admiradora de Carrie Bradshaw, personaje que interpretó Parker en televisión durante seis temporadas, y el cual la posicionó en el gusto del público. Cuatro Globos de Oro y dos Premios Emmy, fue lo que le dejó el interpretar a esta escritora apasionada de la moda, y se convirtió en un estandarte de amistad,  amor y sexualidad femenina.  

Sin duda su participación en la serie televisiva estadounidense le resultó el escaparate perfecto para su talento, pero la realidad es que la rubia actriz, pisó los escenarios desde pequeña, consiguiendo llegar a Broadway a los 14 años para participar en el musical Annie (1980). Saltó a la pantalla grande con apariciones en películas como Footloose (1984), Girls Just Want to Have Fun (1985) y la comedia de fantasía Hocus Pocus (1993), por mencionar algunas.

En cine, el éxito de la serie Sex and the City también se hizo presente, los fans se hicieron oír y lograron que Parker volviera a la piel de Bradshaw, para entregarles más aventuras con las chicas en Nueva York. Así en 2008,  llegó a la pantalla grande la película Sex and the City y dos años después una divertida secuela en el Medio Oriente, Sex and the City 2 (2010).

Ohio el 25 de marzo de 1965, se convirtió en una actriz que destacó en el género de la comedia y el romance. Se ha mantenido activa en televisión desde su debut; su trabajo más reciente es el  protagónico que realizó en la serie de HBO Divorce (2016-2019) junto al actor Thomas Haden Church.

Parker es una mujer que no solo destaca por su talento en la actuación o en la producción de teatro, cine y televisión; también tiene un estilo único y especial para vestir, lo que la ha convertido en un referente en la industria de la moda. Oscar de la Renta, Alexander McQueen, Valentino y Dior, son algunos de los diseñadores que le han entregado sus creaciones para que las luzca en eventos como la Semana de la Moda en Nueva York,  o en la tradicional Gala del Met que se celebra en la misma ciudad.

Ya siendo un referente en tendencias y estilo, el amor por las prendas, los accesorios y principalmente por los zapatos, la llevó a convertirse en  empresaria y lanzar su propia marca de calzado con las iniciales SJP, en 2014.Hoy que cumple 55 años de edad, Sarah Jessica Parker es el ejemplo perfecto de talento, belleza, moda y estilo. Una mujer que provoca risas en televisión y siempre roba miradas en cualquier alfombra roja.

   
Artículo Anterior

Julio Verne

Artículo Siguiente

¡Teatro online!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *