0
Shares
Pinterest Google+
   Para Oly Carmona, por la complicidad y alegrías que brindan los amigos.

Si de literatura portuguesa hablamos, sin duda alguna el primero en la lista es Fernando Pessoa, nació un 13 de junio de 1888, en Lisboa. Su padre, Joaquim de Seabra Pessoa murió víctima de tuberculosis cuando Pessoa tenía cinco años, su madre, María Magdalena Pinheiro Nogueira se volvió a casar y se mudaron a Durban. Ahí Fernando Pessoa recibió una educación británica; sus primeros estudios y textos fueron en inglés, para un futuro convertirse en padre de las letras portuguesas.

Pessoa dedicó su vida a la escritura y a crear múltiples heterónimos como: Alberto Caeiro, Alexander Search, Álvaro de Campos, Bernardo Soares, Ricardo Reis, entre otros. Algunas ocasiones Pessoa entregaba los textos a sus editores, pidiendo perdón por la ausencia o retraso de Reis, de Campos o Caeiro; también imaginaba interacciones entre sus heterónimos, además rompía la barrera de ficción y realidad escribiendo críticas literarias de Soares a Ceiro o de Campos a Soares.

A lo largo de su vida Fernando Pessoa escribió cartas, poesía, teatro y textos filosóficos, textos que no han sido publicados; su mayor obra fue El libro del desasosiego, dicho ejemplar está conformado por aforismos, textos poéticos, ensayos, inquietudes y reflexiones que Bernardo Soares se hace al pasar de su vida. La obra la escribió desde 1913, hasta unos días antes de su muerte; pasaron algunos años para darle forma y publicarla en 1982, desde entonces ha sido reeditada varias veces.

De este gran libro me gustaría compartirles el inicio, que dice así:

He nacido en un tiempo en que la mayoría de los jóvenes habían perdido la creencia en Dios, por la misma razón que sus mayores la habían tenido: sin saber por qué. Y entonces, porque el espíritu humano tiende naturalmente a criticar porque siente, y no porque piensa, la mayoría de los jóvenes ha escogido a la humanidad como sucedáneo de Dios. Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

El libro del desasosiego, Editorial Acantilado, Año 2010, Pág. 6

De estas ideas reflexivas nadie está exento, eso es lo que este libro le aporta al lector que quiera conocer a Pessoa, el lector que de alguna manera quiera escucharlo.

Fernando Pessoa logró una estética literaria extraordinaria, sus textos se volvieron parte fundamental de las letras europeas y del siglo XX; pero también se adaptaron a los nuevos tiempos, ya que se estudian desde una perspectiva racional, como la filosofía, la belleza y el pensamiento humano, el trabajo de Pessoa siempre vendrá a nuestro paso.

   
Artículo Anterior

EL ANTIFESTIVAL, UN ESPACIO PARA RESISTIR Y CREAR

Artículo Siguiente

La Reina de Indias y el Conquistador

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *