0
Shares
Pinterest Google+

Nacido el 14 de marzo de 1933 en Londres, Inglaterra, Maurice Joseph Micklewhite, mejor conocido como Michael Caine, dejó la escuela a los 15 años, realizó trabajos de poca monta y combatió en Corea antes de encontrar el llamado de la carrera que le traería fama y triunfos. 

Tras su regreso de la guerra, comenzó a trabajar como asistente en una compañía teatral, lo que despertó en él un incesante interés por la actuación. Después de cambiar su nombre para uno que se ajustara mejor a las marquesinas, Caine trabajó arduamente para posicionarse dentro del teatro, el cine y la televisión. 

Luego de un par de papeles secundarios en cintas como A Hill in Korea (1956. Dir. Julian Charles Becket Amyes), el actor no tardó mucho en saltar a la fama con sus papeles principales en The Ipcress File (1965. Dir. Sidney J. Furie) y el clásico británico Alfie (1966. Dir. Lewis Gilbert), la cual le valió su primera nominación al premio de la Academia.

De ese momento en adelante, su carrera despegó por impulso propio con filmes como Educating Rita (1983. Dir. Lewis Gilbert). Pero fue hasta 1987 cuando ganó su primer Oscar a Mejor Actor de la mano del director Woody Allen por su trabajo en Hannah and Her Sisters (1986). A partir de ese momento, Caine sólo siguió cosechando éxitos, pues en 1999 consiguió su segunda estatuilla de la Academia gracias a The Cider House Rules (Dir. Lasse Hallström).

En años más recientes, la Real Corte Británica lo nombró caballero en el 2000 por su contribución a las artes interpretativas. De igual manera, ha sido introducido a una nueva generación de espectadores gracias a la emblemática mancuerna que ha realizado con el director Christopher Nolan, de la cual se han desprendido apariciones emblemáticas en cintas como La Trilogía del Caballero de la Noche (2005 – 2012), The Prestige (2006) e Interstellar (2014).

Considerado uno de los actores más talentosos y atractivos de su generación, Michael Caine ha dedicado su carrera a explorar cada faceta actoral que se le ha presentado, demostrando resultados que siempre hablan por sí mismos y asombrando durante siete décadas a la audiencia con su característico acento cockney y su entrega para cada personaje. 

   
Artículo Anterior

ZONA DE RIESGO, UN SENCILLO FUERA DE LA COMODIDAD

Artículo Siguiente

Porter regresa a los escenarios

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *