0
Shares
Pinterest Google+

Cuando todas las actividades pararon por completo en nuestro país a causa de la pandemia este 2020, se esperaba que se reabrieran puertas dentro de pocos meses, se especulaba que era una simple pausa al entretenimiento y que pronto regresaría a la normalidad. Subir a la red las grabaciones de los proyectos que estaban a punto de estrenar, de cerrar o que estaban en curso, no era una opción… hasta que tuvo que serlo. 

¿Teatro en línea? Para muchos era una ridiculez. “El teatro es un espectáculo para verse en vivo, para sentir la energía del que está en escena”, “¿Por qué voy a ver una obra de teatro en línea? mejor veo una película”, “Eso no es teatro”, “¿Cómo van a hacerle para que las actrices se vean a los ojos? Así que chiste”. Infinidad de comentarios en resistencia al contenido virtual no hacen falta.

No es teatro. Sí es. Bueno, algo así, ¿o no? Nadie tiene la certeza de cómo debemos de llamarle. Es un formato distinto, nos enfrentamos a algo a lo que no estábamos preparados, fue un golpe para cada uno de los y las que hacen posible una puesta en escena, no solo actrices y actores o directores y directoras; detrás de una obra hay personas trabajando en la dramaturgia, iluminación, audio, en taquilla, en el aseo del recinto, en la asignación de butacas, trabajos que no podemos ver en un cuadrito de zoom. 

A lo largo del año, hubo transmisiones que ya eran grabaciones que las compañías previamente tenían guardadas y decidieron hacer uso de ese material, que fue algo a lo que no hubo tanta oposición pues era grabado en las salas de teatro con público y demás; Y también otras que tomaron el riesgo de adaptar todo el proceso en una pequeña pantalla para transmitirlo en vivo, y claro, los proyectos que nacieron especialmente pensados en su emisión, mayormente mediante zoom. 

Bogart Magazine fue testigo de las transmisiones de diferentes proyectos teatrales sin olvidar las que lograron llegar al teatro antes del confinamiento, por eso, enlistamos algunas de ellas, que sin duda, dejan una sensación de querer ver nuevamente la puesta en escena, así que si llegas a ver en alguna futura cartelera alguna de estas obras, no dudes en aprovechar la oportunidad de verla en cualquier formato que sea de tu gusto:

  • Del manantial del corazón – Conchi León.
  • El paraíso de la invención – Isabela Coppel.
  • Elena – Joserra Zúñiga.
  • Now Playing – Jimena Eme Vázquez.
  • Zoomatizadas – Talia Yael Rodríguez.
  • Beautiful Julia – Maribel Carrasco. 
Foto: Jesús Morales
  • Tus 4 Mis 11 – Jimena Eme Vázquez.
  • Stickiness o la sinuosa tarea de desarraigar – Constanza Amparán y Octavio Ahmic.
  • Excepto un pájaro – Valeria Fabbri.

Sobre la mesa hay sin fin de opciones para cada gusto, el primer paso para disfrutar el contenido que ofrecen las creadoras y creadores es dejar de buscar una etiqueta para el formato, aún no sabemos cómo categorizarlo, pero de eso nos encargaremos en un futuro. También ha cambiado la forma de ver una obra, un boleto ya no es estrictamente individual, hoy en día la adquisición de un acceso permite a la familia disfrutar del ‘en vivo’. 

Aceptar la realidad no nos restringe de ser exigentes con lo que consumimos; La situación actual nos deja darle vuelta a lo que estábamos acostumbrados, ahora podemos reír a carcajadas en la sala de nuestra casa sin temor de que a nadie más le cause risa, a llorar y tomar algo de vino mientras evaluamos con qué personaje empatizamos más y correr al baño 2 minutos antes de la tercera llamada sin tener que hacer fila ni pedir permiso para salir de la fila interminable de butacas cuando ya todo está oscuro, son detalles que convierten la experiencia en una nueva forma de vivirlo.

Dejar de permanecer en espera de que todo vuelva a la normalidad nos priva de vivir y de ser testigos de lo emergente, de un cambio que seguro pasará a la historia y que mejor que haber tomado la decisión de probar en cualquier dispositivo una obra de teatro. Bogart Magazine tiene el registro del cambio en la industria teatral, sigue las redes sociales para no perderte de todo lo nuevo que espera el siguiente año, si en este 2020 el teatro se puso en marcha casi inmediatamente, hay mucho que esperar para la próxima.

   
Artículo Anterior

Lo mejor del cine en el 2020

Artículo Siguiente

Entrevista a Sergio Colmenares

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *