0
Shares
Pinterest Google+

Con los retrasos en la distribución, estrenos y producciones que dejó la pandemia este 2020, muchas cintas no pudieron ver la pantalla grande ni hablar de taquilla en sus cifras. Otras llegaron a México gracias a festivales y algunas más encontraron en el streaming una alternativa, que incluso, les perimitió llegar a los que de por sí no eran asiduos a las salas. En medio de este panorama, debemos reconocer que pudimos disfrutar de muchos más títulos de los que imaginamos por ahí de mayo.

Aquí, te dejamos una lista de lo mejor que pudimos ver este año:

Las tres muertes de Marisela Escobedo (Carlos Pérez Osorio): arrancamos la lista con un documental que nos dejó helados. La lucha incansable de una madre por encontrar justicia a la muerte de su hija, víctima de feminicidio. Tras dos años de lidiar con impunidad, burocracia, tramitología y sobre todo con un corazón destrozado por la muerte de su hija; la historia sigue más vigente que nunca. Esta obra es una bandera de lucha, también un recorrido por las grandes problemáticas que aquejan a nuestro país, desde el narcotráfico, hasta la corrupción y, por supuesto, la violencia de género.

Mank (David Fincher): una cinta que más que hacer un retrato, sabe a homenaje, sobre una de las mejores películas de todos los tiempos Citizen Kane. Más allá de indagar en el conflicto entre Herman Mankiewicz y Orson Welles previo a ganar el Oscar a mejor guión, se explora la creación artística y se pone a prueba la idea de seprara a un autor de su obra. Filmada en blanco y negro, que junto con su fotografía recuerda a un Hollywood clásico, Fincher logra transitar en el estilo de Welles sin perder su propio sello. Además, de la gran banda sonora a cargo de la dupla Trent Reznor – Atticus Ross.

Never Rarely Sometimes Always (Eliza Hittman): acreedora al Oso de Plata al Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance, la cinta sorprende con la sensibilidad que aborda temas como la sexualidad, el aborto y el abuso a través de personajes adolescentes que más allá de ser rebeldes o irresponsables, se enfrentan a un mundo lleno de obstáculos. Sin caer en el cliché, ni construir situaciones forzadas también se delimita con una sutileza efectiva la preponderancia masculina que obliga a las mujeres a forjar máscaras de fortaleza. Una cinta que, sin duda, nos acerca tanto a los personajes que se siente íntima.

Nomadland (Chloé Zhao): Frances McDormand como protagonista perfila su tercer Oscar por su trabajo junto a Zhao. La cinta es además un deleite visual de paisajes que va desde el desierto hasta los bosques de secuoyas; una road movie que te invita a disfrutar de la naturaleza y lo simple. Nomadland es un retrato de un estilo de vida, pero también de un personaje cuyo viaje -literal y metafóricamente- le ayudará a descubrir qué hacer con su vida, y no, no estamos frente a un joven entrando a la madurez, sino de una mujer jubilada tratando de descifrar su futuro.

The Trial of the Chicago 7 (Aaron Sorkin): una de las cintas más sonadas y fuertes para competir en los Oscar este 2021. La cinta reúne en su elenco a Yahya Abdul-Mateen II, Daniel Flaherty, Joseph Gordon-Levitt, Michael Keaton, Frank Langella, John Carroll Lynch, Eddie Redmayne, Noah Robbins, Mark Rylance, Alex Sharp, Jeremy Strong y a Sacha Baron Cohen, éste último con una interpretación sobresaliente. El filme, explota los aciertos de Sorkin, quien suele darnos dinamismo, además de diálogos poderosos que nos llevan a través de los ideales de sus personajes. “We’re not going to jail because of what we did, we’re going to jail because of who we are. Think about the next time you shrug off cultural revolution.”

Beginning (Dea Kulumbegashvili): ganadora indiscutible en el Festival de San Sebastian, esta ópera prima pone a la directora georgiana en la mira, a la espera de sus siguientes cintas. Por lo pronto, Begining sobresale por su temática, pero también por la dureza de sus imágenes al abordar temas como la libertad, la religión, la violencia e incluso la equidad de género. Su cámara contemplativa y sus largos planos secuencia nos llevan a través de la frustración y hartazgo que siente la protagonista.

Rifkin’s Festival (Woody Allen): si bien la polémica y la nueva cultura de cancelación ha sido un golpe en la recepción que tiene Woody Allen, su más reciente film no deja de encantar a sus seguidores, y sí, como bien ha mencionado la crítica, no es una de sus mejores obras, quizá hasta carece de sorpresas porque se mantiene fiel a una fórmula probada: comedia romamtica + una ciudad casi protagonista + arte. Sin embargo, con San Sebastian de escenario, resalta la actuación de Wallace Shawn, además de las referencias a cineastas como Fellini, Godard, Truffaut, Buñuel y Bergman.

   
Artículo Anterior

MUJERES EN LA ÓPERA. ¿LIBERTAD Y CASTIGO?

Artículo Siguiente

Lo mejor del teatro que no es teatro, pero que a lo mejor sí es

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *