0
Shares
Pinterest Google+

Antes de que realizara su transición en diciembre de 2020, Elliot Page le hizo saber al mundo de la gran habilidad que tiene para elegir sus proyectos. 

El nacido un día como hoy pero de 1987 ha dado dotes de su inigualable talento actoral en proyectos de alta demanda como la saga de X-Men interpretando a la súper heroína Kitty Pride (¿será que la volveremos a ver algún día?), o dando vida a una adolescente embarazada en la multi premiada Juno: Crecer, Correr.

Otro de sus papeles más reconocidos es el que hizo como la mente detrás de la arquitectura del mundo de los sueños en El Origen de Christopher Nolan,pero sin duda un rol que jamás vamos a poder olvidar y que sigue en gran auge es el de Vanya Hargreeves en The Umbrella Academy. 

Sin embargo, el canadiense ha participado en películas sin tanto reflector y por ende, casi no tan conocidas, es por eso que aquí hay una lista de sus “otros” imperdibles trabajos dentro del mundo cinematográfico:

  • Niña Mala (Hard Candy, 2005): Jeff (interpretado por Patrick Wilson) es un fotógrafo de 32 años, quien está a punto de salir “románticamente” con Hayley (encarnada por Page), una adolescente de 14. Todo se torna tétrico cuando las intenciones y los planes de Jeff se desdibujan ante una sádica Hayley.
    Este thriller que toca temas como la pedofilia y la venganza, hace que la sensibilidad del espectador se ponga a prueba gracias a escenas perturbadoras y oscuras. Con un excelente ritmo narrativo, la película hace gala en el uso del terror y el suspenso.  
  • The Tracey Fragments (2007): Esta película basada en la novela homónima publicada por la escritora Maureen Medved en 1998, explora la psicología de una chica de 15 años llamada Tracey que trata de adaptarse a la vida, sí, así de profundo.
    Desde lo más profundo de lo que significa ser adolescente, este filme utiliza recursos oníricos e imágenes desconcertantes para retratar la psique de su protagonista y dan como resultado que ver este material sea… interesante.
  • El Encierro (An American Crime, 2007): Esta película para televisión aborda un hecho macabro como el secuestro y maltrato de una joven llamada Sylvia (Page) a manos de Gertrude Baniszewski (Catherine Keener), una señora que se alquilaba a cuidar niños. 
    No por nada Kenner fue nominada a un Globo de Oro y a un Emmy en 2008 y es que su trabajo en esta película, junto a Elliot Page, hacen que el abuso y la violencia sea aún más repugnante y dolorosa a la vista voyerista del espectador. 
  • Super (2010): James Gunn, antes de ser James Gunn, hizo esta película que tiene como protagonista a Rainn Wilson (sí, Dwight Schrute de The Office), quien junto a Page hacen a una pareja inusual de superhéroes caseros para combatir el secuestro de la esposa del personaje de Wilson.

    Si bien Kick-Ass de Matthew Vaughnla opacó por tener una corrida muy comercial (además de tener como base un cómic y ser bastante entretenida y divertida), no se puede dejar de lado que esta propuesta, aunque tenga un tono intermitente, es inteligente y a la vez rara, lo que la hace ya una cinta de culto dentro del subgénero. 
  • Chicas sin Frenos (Whip It!, 2009): Drew Barrymore realizó su debut como directora con esta película coming-of-age, donde Bliss Cavendar (Elliot Page) es una chica sin intereses populares como los de su comunidad o los de su familia, sin embargo, sí hay algo que le interesa: el roller derby, un estilo de patinaje extremo. 
    Barrymore, de la mano de Page, construye un filme femenino donde hay acción, emoción, energía y mucha adrenalina. La búsqueda de la identidad y el descubrimiento de los intereses y los gustos es el punto fuerte de esta afable cinta.
  • No Sin Ella (Freeheld, 2015): Basada en una historia real del 2005, este filme retrata el duro camino por buscar justicia en un acto de discriminación hacia la homosexualidad de Laurel Hester (Julianne Moore), quien busca dejarle su herencia, ya que es diagnosticada con cáncer terminal, a su pareja Stacie Andrée (Elliot Page).
    Pese a tener un desarrollo efectivo y situaciones complacientes, es un hecho que al verla habrá un aire inspiracional y liberador con respecto a lo sucedido. No hay desperdicio.

Elliot Page ha construido una carrera sólida en el mundo del cine y sólo queda esperar en qué otros proyectos impregnará su cuerpo, su voz y sus emociones. De todas sus obras, ¿cuál es su favorita?

   
Artículo Anterior

El efecto Kurt Cobain

Artículo Siguiente

Si no lo conoces

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *