0
Shares
Pinterest Google+

Después de más de veinte películas, polémicas, censura y una lucha contra el cáncer Bernardo Bertolucci le dijo adiós a este mundo a la edad de 77 años. El director de cine y poeta italiano falleció en Roma, dejando un gran legado para el gremio artístico. 

Desde su niñez estuvo envuelto en el mundo de lo artístico; hijo de Ninetta Giovanardi y Attilio Bertolucci quien sería amigo de Pier Paolo Pasolini cineasta que ayudó a Bernardo a entrar en el mundo del cine. 

Tras de su paso por la universidad y su carrera como poeta llegó su ópera prima titulada La commare secca en 1962 con un guión escrito por Pasolini narra la historia del asesinato de una mujer y la búsqueda del asesino. Para 1970 estrena la película titulada El Conformista, basada en una novela del mismo nombre escrita por Alberto Moravia en el año de 1951.

Dos años después, en 1972 verá la luz su película más polémica El último tango en París, con Marlon Brando y Maria Schneider como protagonistas dentro y fuera de la película gracias a una escena que involucra sexo y mantequilla de la que María no sabía y que fue censurada hasta que el propio Bernardo gana los derechos y es distribuida con la famosa escena incluida. 

Enfrentando la censura y las demandas, el cineasta siguió cosechando éxitos con el film Novecento con un elenco internacional conformado por Robert de Niro, Gérard Depardieu, Stefania Sandrelli y Donald Sutherland recreó la historia de una familia acompañada de drama con un toque social y político de la Italia del siglo XX.

Pero su obra maestra y la más galardonada fue El último emperador con 9 premios Oscar ganados, entre ellos mejor película y mejor director, nos cuenta la historia de Puyi, el último emperador de China, basa en el libro de Aisin-Gioro Pu Yi con el nombre Yo fui emperador de China. 

Finalmente, en 2012 dio vida a su última película que lleva por nombre Tú y yo donde nos habla del engaño que planea un joven para poder vivir en el sótano de su casa y poder leer sus libros de terror y fantasía. Así se despidió el gran Bernardo Bertolucci, con un legado importante en el mundo artístico y sobre todo del cine.

   
Artículo Anterior

AGOTADOS: EL REGRESO DE ALAN ESTRADA AL TEATRO

Artículo Siguiente

Bashir Lazahar: Un refugiado político

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *