0
Shares
Pinterest Google+

El director y actor Harold Ramis jamás figurará en las prestigiosas listas de Film Comment, Cahiers du Cinema o American Film Institute, su cine no concuerda con los pomposos estándares de la élite de la crítica cinematográfica, sin embargo, para aquellos que hemos indagado en su peculiar filmografía, Ramis siempre tendrá un lugar especial en nuestra memoria.

Mejor conocido por interpretar a Egon Spengler en Los Cazafantasmas, el oriundo de Chicago tuvo una carrera breve pero rica en carcajadas. Como actor, Ramis figuró en comedias ochenteras y noventeras que podíamos ver habitualmente en cine permanencia voluntaria del canal 5. Caddyshack (El Pelotón Chiflado), Stealing Home (Más que un recuerdo), Airheads (Cabezas Huecas) o As Good as It Gets (Mejor Imposible), fueron algunas de sus incursiones como histrión.

Los Cazafantasmas

La carrera de Ramis lo llevó a coincidir con dos personajes inolvidables en la historia de la comedia americana. Ver actuar, improvisar y “chacotear” a Harold Ramis, Ivan Reitman y Bill Murray dentro y fuera de la pantalla, es uno de mis pasatiempos predilectos.

La visión del artista americano, libre de pedantería, lo llevó por el camino del cine “comercial”, sin embargo, sus películas a menudo dejaban ver trazos de verdadero arte. Como director, Ramis creó una serie de comedias palomeras que escondían una mirada crítica, caótica y refinada de la vida. Caddyshack (Los Locos del Golf), Club Paradise (Club Paraíso), Analyze This (Analízame) y Al Diablo con el Diablo, son títulos que adornan su extravagante carrera.

Caddyshack

La cumbre artística de Ramis llegó en el año 1993 con la presentación de una de las mejores comedias románticas de la historia del cine. Groundhog Day (Hechizo del Tiempo), es aquella película donde Bill Murray, un cínico meteorólogo, es obligado a vivir el mismo día una y otra vez durante años. Triste, profunda, mordaz y demoledora, Groundhog Day es un film que ayuda a sobrevivir, que te levanta y te da una lección de vida con sus hermosos fantásticos 101 minutos de duración. En mi punto de vista particular, Hechizo del Tiempo es junto con El Apartamento -Billy Wilder- la mejor comedia de todos los tiempos.

Groundhog Day

Hoy Harold Ramis cumpliría 73 años de edad y donde quiera que se encuentre, seguro estará escribiendo deliciosos gags, interpretando destornillantes locuras y riéndose de los críticos intelectuales. En mi estantería de películas, Harold Ramis siempre tendrá un lugar a lado de los grandes.

 

   
Artículo Anterior

El Hoyo

Artículo Siguiente

Jack London

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *