0
Shares
Pinterest Google+

Nacido el 17 de febrero de 1929 en una familia de judío ucranianos que migraron a Chile, Alejandro Jodorowsky Prullansky demostró su interés artístico a muy temprana edad. Para 1945 ya había publicado sus primeras poesías y mostraba interés por transicionar a la actuación. 

Tras un tiempo como histrión, su interés por la expresión corporal llevó al joven Alejandro comenzó su obra como dramaturgo, la  cual lo llevó a recorrer el mundo, pasando por México y Francia, países que se volverían de suma importancia para el artista.

Pero fue hasta 1968 cuando su nombre se volvió insignia en el mundo artístico. Su ópera prima Fando y Lis causó sensación y revuelo en el círculo cinematográfico del momento. Los cargados elementos esotéricos y surrealistas conmocionaron a la industria mexicana e hicieron que los ojos del mundo se posaran sobre el chileno. 

De ahí en adelante, el realizador construyó su carrera cinematográfica con obras de culto como El Topo (1970) y La Montaña Sagrada (1973), cintas que llamaron la atención de espectadores y artistas de todo el mundo, incluyendo al legendario John Lennon

El mito alrededor de Jodorowsky y su obra fue creciendo de tal modo que incluso los proyectos que no realizó se han convertido en objeto de culto y misticismo para los cinéfilos de todas partes, pues su inexistente Dune es considerada por muchos como la mejor película jamás hecha. 

El artista ha continuado su carrera como cineasta, dramaturgo, escritor y actor, pero en últimas fechas se ha evocado al camino de la sanación espiritual, al desarrollar y promulgar la psicomagia (un conjunto de ideas nacidas del psicoanálisis, el tarot, el teatro y los rituales tribales) a través de clases, conferencias y documentales.

Adorado por muchos, repudiado por otros, Alejando Jodorowsky no deja a ningún espectador sin una opinión sobre su obra, ha influido por décadas a cineastas como David Lynch y Darren Aronofsky, es uno de los artistas de vanguardia más relevantes del siglo XX, y en pleno siglo XXI está experimentando una revalorización de su obra en países europeos, que promete mantener su legado vivo por muchos años más.  

   
Artículo Anterior

Elizabeth Olsen

Artículo Siguiente

MARLIN SHADE NOS SUMERGE EN EL FUNK

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *