0
Shares
Pinterest Google+

El día de hoy se cumplen 50 años de la creación de unos de los álbumes más afamados de la cultura pop. ¿El mejor de la historia?, ¿el más innovador?, ¿un hito en la historia del pop/rock? No lo sé…

Para mí no hay mejor manera de hacerle justicia a Revolver que escucharlo sin expectativas, a un volumen medio, sin un orden específico y olvidando que es un disco de The Beatles.

Para iniciar este homenaje, aconsejo que se pongan sus mejores audífonos y les recuerdo que el orden de las canciones no sigue ningún criterio en absoluto. Que empiece Revolver track by track:

 

‘I´m only sleeping’

Esta oda a la pereza recrea un ritmo aletargado e hipnótico a partir de un solo de guitarra invertido en producción. Atención a los coros y sus capas de armonía celestial.

‘She Said She Said’

La melodía más compleja del disco. La batería hace malabares para mantener el ritmo con zigzagueos constantes entre platillos y bombos. Postrados sobre la base rítmica, podrán escuchar una guitarra afilada y una voz sollozante.

‘I Want To Tell You’

Acompañada por un hermoso piano y un bajo retumbante, la voz de Harrison es rematada por un pandero que asemeja el sonido de una víbora de cascabel. “But if I seem to act unkind, it’s only me, it’s not my mind”. Una de las más desconocidas del álbum, también una de las mejores.

‘Eleanor Rigby’

La orquesta de fondo intensifica el dramatismo de esta pequeña joya literaria. La voz entonada de Mccartney -como es habitual-, se empata a la perfección con las cuerdas.


‘Doctor Robert’

La aventura lisérgica de Lennon se mueve a toda velocidad con guitarras incesantes, de repente, la melodía se frena con un coro simple y fenomenal: “Well, well, well, you’re feeling fine…”


‘Here, There and Everywhere’

Mi melodía favorita del disco. ‘Here, There and Everywhere’ es una canción perfecta, con coros arrebatadores, con tempo exacto. Escuchen como la voz duplicada de Mccartney se desliza por un mismo canal para al final, de una forma muy sutil, separarse en la última parte: “Each one believing that love never dies, watching her eyes…”

En un arranque de humildad de Lennon, poco habitual en él, declaró que hubiera cambiado cualquiera de sus canciones por  ‘Here, There and Everywhere’.


‘Love You To’

El primer experimento de Harrison con la música hindú, es una prueba de que los Beatles eran multi instrumentistas notables. En Love You To hacen suyos instrumentos extranjeros y acercan la cultura oriental.


‘Taxman’

Mi letra favorita del álbum, Harrison rebosa sátira y creatividad en esta crítica al sistema de recaudación de impuestos en Inglaterra.


‘For No One’

Más que ‘Yesterday’ y más que ‘Hey Jude’, ‘For No One’ es la canción pop perfecta de Paul Mccartney. Melancólica y melódica como ninguna, la trompa de Alan Civil es uno de los detalles más exquisitos de la música moderna.


‘Yellow Submarine’

Siempre me imagino cómo hubiera sonado Yellow Submarine en la voz de John o Paul, la interpretación inocente y dulce de Ringo Starr le da ese toque infantil característico que la coloca como una especie de lullaby de la música moderna.


‘Tomorrow Never Knows’

Corte experimental con el que, cuenta la leyenda, The Beatles inventaron el loop y sentaron las bases para la música electrónica moderna.


‘Good Day Sunshine’

La canción más simple del disco, una melodía apacible y bonita contrastada por un piano enorme. Pareciera que Mccartney se fracturó los dedos al tocarlo.


‘And Your Bird Can Sing’

Hay poco rock en Revolver y Lennon lo pone casi todo. ‘And Your Bird Can Sing’ es una pieza -quizá la única- donde la guitarra es la reina.


‘Got To Get You Into My Life’

Con los metales en todo lo alto, inicia una canción engañosa en su temática y fastuosa en su ejecución. Quien diría que Paul le estaba dedicando esta “romántica” joya a la mariguana. “Ooh then i suddenly see you, ooh did i tell you i need you”.

¿Para ti Revolver es el mejor disco de la historia?

Comparte nuestro contenido a través de tus redes sociales.

 

   
Artículo Anterior

7 actores que rechazaron papeles legendarios

Artículo Siguiente

De lo esnob a lo pop

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *