0
Shares
Pinterest Google+

En noviembre de 1993, Antarctic Press publicaría uno de los cómics que no solo haría famoso a su autor Terry Moore, sino que también cautivaría a cientos de lectores alrededor del mundo, quienes aún hoy en día recuerdan a Strangers in Paradise como una de las mejores historias del cómic independiente.

Tras encontrarse con un buen recibimiento por parte del público, Moore procedería por crear junto con su esposa la editorial Abstract Studio para seguir auto publicando su historia y durante 14 años se enfocó en desarrollar Strangers in Paradise, lo que lo hizo reconocible dentro de la industria al igual que acreedor de varios reconocimientos entre los que se encuentra el premio Eisner a la mejor historia serializada en 1996.

Strangers in Paradise nos cuenta las aventuras de Katchoo, Francine y David, quienes se encuentran atrapados en un curioso triángulo amoroso. Eventualmente estos amigos son atormentados por personajes del pasado de Katchoo, envolviéndolos en conflictos llenos de misterio, drama y acción.

La historia de Strangers in Paradise resulta multifacética e incluso difícil de clasificar en un solo género ya que nos habla sobre temas de la vida cotidiana que son abordados desde un tono cómico en ocasiones y que, naturalmente, se tornan emocionales. También llega a mostrarse como un thriller que no se molesta en ser crudo cuando necesita serlo.

Desde un principio vemos algo único, y es que Moore pretende retratar a sus personajes de una forma muy humanizada, sin caer en estereotipos. Incluso desde su dibujo, el estilo con que el autor los retrata resulta especial dadas sus expresiones y cuerpos que exhortan naturalidad, que al igual que su personalidad demuestran imperfecciones. No se pretende ocultar el paso del tiempo y no hay problema en salirse de los tradicionales cánones estéticos.

Este estilo de Moore se debe a que siempre le interesó escribir historias sobre “gente común” , la que nos podemos encontrar en el día a día, que cuentan con sus propios desperfectos y problemas cotidianos.

Strangers in Paradise nos permite explorar las diferentes etapas de vida de sus personajes, con una historia que fluctúa entre el pasado y el presente , el cómic no solo hace que el lector quiera descubrir cómo se llega al desenlace de algunos conflictos, sino que ayuda a aproximarnos más a cada una de las vidas de los personajes, los vemos en sus mejores y peores momentos, en la juventud, en la madurez, en lo cotidiano y en lo increíble.

Entre más avanza la historia cada personaje deja de ser unidimensional y uno se llega a preocupar genuinamente por cada uno de ellos, empatizando en su desdicha e incluso cuando cometen graves errores, creando un enlace emocional entre el lector y los protagonistas.

La trama de Strangers in Paradise cuenta con varios elementos narrativos que pueden atrapar al lector; además de los saltos temporales, nos encontramos con pasajes llenos de poemas y canciones que se combinan con las secuencias dentro del cómic y que hacen que haya varias lecturas o inclusive significados ocultos dentro de estos mismos.

El arte es un apartado que también se debe reconocer, ya que Moore no tan solo idea la trama y boceta cada una de las páginas, sino que dibuja, entinta e incluso cada uno de los diálogo los hace a mano. Él es uno de esos pocos autores que aún realiza este trabajo de forma artesanal, obteniendo un resultado detallado y orgánico que se acopla a cualquiera de las situaciones ya sean cómicas o dramáticas de la historia, y que al avanzar en cada número apreciamos un estilo y técnica más pulidos.

En las interacciones que Moore tiene con fans en convenciones de cómics y en las numerosas cartas que le envían, siempre hay personas que expresan un gran afecto a Strangers in Paradise, ya que les ha hecho apasionarse con la trama e incluso en ocasiones se ven reflejados en las historias y relaciones del cómic, les ha hecho revalorar su vida e incluso ayudar en etapas difíciles.

Y es que, Strangers in Paradise de alguna forma logra cautivar al público ya sea por sus personajes,  su arte o lo temas que llega a tratar, y en definitiva resulta una lectura imperdible si se desea conocer una obra independiente de calidad , una hecha desde el corazón y que se puede quedar con el lector aún mucho después de concluirla.

  • Strangers in Paradise
  • Editorial: Antarctic Press
  • Personajes: Katina “Katchoo” Choovanski, Francine Peters-Silver
  • Numeración: 106
   
Artículo Anterior

Caballero, en entrevista para Bogart Magazine

Artículo Siguiente

Al Teatro con el Diablo

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *