0
Shares
Pinterest Google+

El sábado pasado, La Fábrica fue sede de la tercera edición del 360 Revolution Fest, en donde se llevó a cabo un encuentro musical que reunió a artistas nacionales e internacionales y a fans de varias generaciones quienes se dispusieron a bailar, chelear y convivir muy de cerca con sus artistas favoritos.

Este centro de espectáculos ubicado en Tlalnepantla, Estado de México, dio acceso al público poco antes de las 11 am. para comenzar puntuales con Smash O, primeros invitados del escenario emergente quienes fueron encendiendo el ambiente, dándo paso a La Kasquivana, que por su lado inauguraron el escenario 360. Esta dinámica fue la que se organizó en el evento para que así, cada 20 minutos los asistentes pudiesen caminar unos cuantos metros y disfrutar de la siguiente banda en espera.

Rude Boys y Maskatesta trajeron el ritmo del ska al recinto, mientras que Interpuesto y Desierto Drive ya tenían a sus más acérrimos fans cantando y aferrándose a las vallas frente al escenario; por su lado, Rebel Cats impuso el sonido rockabilly en un despliegue de luces y pirotecnia que hizo sacar la cámara de más de un asistente.

Tex tex no solo hizo bailar a su público sino que, como después haría Triciclo Circus Band,  tomó por sorpresa a la gente cuando algunos de sus integrantes bajaron del escenario para tocar y correr entre el público, recordándoles que el evento se trataba de esa proximidad  e interacción con sus asistentes.

Algo igual,de inesperado fue la aparición de los miembros de The Rebel Cats casi al final de la presentación de Triciclo Circus Band, en donde Vince acompañaría a Alejando Pressier en “Espero”, prendiendo al público con esta interesante colaboración.

También fue memorable la participación de La Lupita, quienes homenajearon a El príncipe de la canción, con su cover de “Gavilán o paloma”, lo que provocó que el público no se reprimiera de cantar en sintonía y a todo pulmón. Siguiendo en ánimo de festejo, la banda Talco trajo su fusión de ritmos desde Italia al escenario 360 e hizo que la gente coreara el icónico Bella Ciao junto con ellos.

Millonario precedió para que la noche se encaminara a ritmos más electrónicos y así entrar de lleno con María Daniela y su sonido láser y finalmente con la irreverente participación de Silverio en un ambiente de baile y desenfreno.

Tras esta catártica participación el público se dispuso a continuar con las baladas de San Pascualito Rey, quienes sentaron junto con El Gran Silencio y 2 minutos  la recta final de la velada. A pesar de que estas dos últimas bandas rompieron con la puntualidad que se había estado respetando desde la mañana , el público se quedó para así poder bailar y descargar los últimos ápices de energía con la que los asistentes se mantuvieron pasada la medianoche para despedir el festival con estas agrupaciones veteranas.

Desde Desierto Drive, hasta los excéntricos integrantes de Mack Riders, los talentos se paseaban en el recinto junto con el público, quienes, aparte de charlar y  tomarse fotos con sus músicos preferidos, lograron que los asistentes se llevasen una experiencia que les acercó de manera especial tanto a músicos veteranos y contemporáneos, al igual que a nuevas y/o diferentes propuestas como: Carvanchela, 3 Kulturas, Los Vidcaf, Parmu, LZR, Loto, Pressive, Revolución, Rambookiss y Galindo.

   
Artículo Anterior

Babasónicos, Porter y Bengala en el parque Naucalli

Artículo Siguiente

El regreso de Zombieland a la pantalla grande

No hay comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *